Renault, primera institución en Francia que dice haber sufrido ciberataques

París, 13 may (EFE).- El grupo automovilístico Renault indicó hoy que ha sido objeto de ciberataques, lo que le convierte en la primera gran empresa o institución en Francia que reconoce haber sufrido esas intrusiones en sus sistemas informáticos, dentro de la oleada que está afectando a decenas de países.

Fuentes de la dirección de Renault precisaron que la compañía, que está analizando la situación, había puesto en marcha una respuesta desde ayer y estaba haciendo lo necesario para hacerle frente.

El hecho es que esta intrusión estaba teniendo impacto en la actividad de algunas plantas que la empresa no precisó en un primer momento.

El delegado del sindicato Fuerza Obrera (FO) en Sandouville, Fabien Gloaguen, explicó que el trabajo en esta planta del norte de Francia había tenido que detenerse desde la pasada madrugada como medida ante el riesgo de propagación del virus, en declaraciones al canal “BFMTV”.

En Sandouville, donde hay una plantilla de 3.600 trabajadores, se ensamblan furgonetas, esencialmente Renault Trafic, pero también de otras marcas que utilizan la misma plataforma, como la Opel Vivaro o la Fiat Talento.

El fabricante francés ya había tenido otros ataques cibernéticos en el pasado, sin consecuencias particulares.

La Agencia Nacional de Seguridad de los Sistemas de Información de Francia (ANSSI) había lanzado ayer una alerta para advertir de la aparición de un programa que se introduce en los equipos informáticos y “explota vulnerabilidades de ejecución de código a distancia para propagarse”.

En un comunicado, la ANSSI precisó que es un tipo de programa que provoca la codificación de todos los ficheros de un ordenador (y de los accesibles, en caso de que el ordenador esté conectado a una red informática), y dio algunos consejos de seguridad.

Si se descubre un ataque, este organismo público francés recomienda desconectar inmediatamente los equipos afectados de la red para intentar bloquear el proceso de codificación y la destrucción de documentos.

También aconseja alertar al responsable de la seguridad informática, guardar los ficheros importantes en soportes aislados y no pagar el rescate exigido.

“El pago -subrayó- no garantiza para nada la descodificación de los datos y puede comprometer el medio de pago utilizado, en particular la tarjeta de crédito”.

Acerca de ProfesionalesHoy 13543 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy