La economía de la Unión Europea pierde fuelle en el primer trimestre de 2017

Bruselas, 16 may (EFE).- El crecimiento de las economías de la Unión Europea (UE) perdió en el primer trimestre de 2017 el impulso alcista con que había cerrado 2016, al registrar un avance de solo el 0,5 % del PIB en comparación con los tres meses previos, lo que supone una ralentización de una décima.

En la eurozona el crecimiento se estancó, con un avance de su PIB del 0,5 % hasta marzo, la misma cota que la cosechada en el trimestre precedente, según el cálculo adelantado publicado hoy por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

Las cifras revelan que la economía europea perdió fuelle en el inicio del año después de haber crecido un 0,6 % en los Veintiocho y un 0,5 % en los países de la moneda única en el último trimestre de 2016, lo que supuso un avance de dos y una décima, respectivamente, con respecto al trimestre previo.

La Comisión Europea (CE) espera que en 2017 se desacelere el crecimiento en la eurozona y se estanque en la UE, según sus previsiones macroeconómicas presentadas la semana pasada.

En concreto, estima que el PIB de los diecinueve países del euro aumentará un 1,7 % este año frente al 1,8 % registrado en 2016, mientras que el de los Veintiocho en su conjunto avanzará un 1,9 %, la misma cota que el año pasado.

La economía española, por su parte, volvió a ser la que más creció de entre las grandes de la eurozona, al registrar un aumento del 0,8 % de su PIB entre enero y marzo, una décima superior al avance en el último trimestre de 2016.

De entre estas, solo Alemania vio también acelerarse su crecimiento, con un incremento del 0,6 % del PIB frente al 0,4 % registrado el trimestre previo.

En Francia, el PIB creció un 0,3 % en el primer trimestre de 2017, dos décimas menos que en el trimestre precedente, y en Reino Unido un 0,3 %, cuatro décimas menos, mientras que en Italia el incremento se mantuvo en la misma cota (0,2 %).

Si se compara con el resto de países del bloque comunitario, España (0,8 %) creció al mismo ritmo que Bulgaria y Eslovaquia.

Se quedó por debajo, sin embargo, del crecimiento registrado en Rumanía (1,7 %), Finlandia (1,6 %), Letonia (1,5 %), Lituania (1,4 %), República Checa y Hungría (1,3 % ambos), Polonia y Portugal (1,0 % ambos).

En términos interanuales, la economía española creció un 3,0 % en comparación con el primer trimestre de 2016.

La cota prácticamente duplica la registrada en la eurozona, donde el PIB creció un 1,7 % en comparación con el primer trimestre de 2016, y es también superior al 2,0 % de incremento en la UE.

El crecimiento español de un año para otro fue también mayor que el del resto de grandes economías de la eurozona: el PIB alemán creció un 1,7 %, el de Reino Unido un 2,1 % y el de Francia e Italia un 0,8 % en ambos casos.

En términos interanuales, Rumanía (5,6 %), Polonia y Lituania (4,1 %), Letonia (3,9 %), Hungría (3,7 %), Bulgaria (3,4 %), Chipre (3,3 %) y Eslovaquia (3,1 %) lideraron el crecimiento en Europa con cotas superiores a la española.

Si se compara con otras potencias mundiales, la economía en la UE y la eurozona creció a un ritmo similar al de Estados Unidos en términos interanuales y con mayor ímpetu en la comparación trimestral.

El PIB de Estados Unidos aumentó un 0,2 % en el primer trimestre del año (frente al 0,5 % en el último trimestre de 2016), tres décimas menos que en los países de la moneda única y en el conjunto de la Unión.

En comparación con el mismo trimestre de 2016, el PIB estadounidense avanzó un 1,9 % (frente al 2,0 % previo), dos décimas más que en la eurozona pero una décima menos que en la Unión.

Acerca de ProfesionalesHoy 13572 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy