La morosidad baja al 8,83 % en marzo, su nivel más bajo en cinco años

Madrid, 18 may (EFE).- La morosidad del crédito concedido por las entidades financieras que operan en España a familias y empresas cerró el mes de marzo en el 8,83 %, su nivel más bajo en los últimos cinco años -desde abril de 2012- y 0,32 puntos menos que el mes anterior.

Según los datos provisionales publicados hoy por el Banco de España, los créditos impagados a bancos, cajas y cooperativas se redujeron en marzo de forma considerable, hasta los 111.764 millones de euros, lo que supone 3.320 millones menos que el mes anterior y su mínimo desde marzo de 2011.

Para los expertos de XTB consultados por Efe, los buenos datos de crecimiento que se esperan para la economía española en 2017 y años posteriores continúan siendo un claro argumento para la reducción del volumen de préstamos de dudoso cobro.

“La progresiva reducción del desempleo, así como un incremento registrado en los salarios, hace que tanto familias como pymes, dispongan de mayores fondos para hacer frente a sus créditos”.

En cuanto al “stock” o volumen total del crédito, estas entidades habían concedido 1,266 billones de euros a cierre de marzo, por encima de los 1,258 billones del mes precedente, en contraste con la tendencia decreciente imperante en los últimos años por el necesario desapalancamiento de familias y empresas.

Los expertos consultados por Efe no descartan que este “stock” pueda empezar a crecer en breve, si los tipos de interés suben y la banca empieza a notar un incremento en sus márgenes de negocio, lo que debería funcionar como un incentivo para mejorar el volumen de préstamos.

Sin embargo, de momento, como viene siendo costumbre en los últimos meses, el volumen de créditos concedidos no repunta, pues está claro que, por el momento, el saneamiento de los balances bancarios sigue siendo una prioridad, dicen los analistas de XTB.

El portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Martínez Campuzano, destaca que el total del crédito modera su ritmo de caída, hasta un 2,1 % anual, cuando un mes atrás el descenso anual era del 4,10 %.

Al final, explica, “se refleja el continuo ajuste de la morosidad de las entidades de crédito con el elevado ritmo del crecimiento del nuevo crédito”.

Martínez Campuzano también valora “la desaceleración en el ritmo de caída del saldo vivo del crédito”, pues “familias y empresas comienzan a reducir su propio ajuste de deuda anterior”, lo que combinado con el crecimiento de la deuda nueva anticipa que en un futuro “próximo” se podría ver un crecimiento del saldo vivo de crédito.

En comparación con marzo de 2016, el ratio de impagados bajó en más de un punto porcentual, concretamente en 1,16 puntos, ya que entonces se situaba en el 9,99 % en lo que fue la primera vez que bajaba de los dos dígitos desde junio de 2012.

Los mismos datos indican que en el sector de bancos, cajas y cooperativas -que presenta sus datos agregados y separados de los establecimientos financieros de crédito (EFC)- la morosidad también se redujo en marzo, al 8,92 % desde el 9,21 % anterior, y en este caso también marcó un nuevo mínimo, ya que no era tan baja desde abril de 2012.

Los dudosos o impagados que acumularon estos tres tipos de entidades se redujeron en casi 3.000 millones en un solo mes y quedaron en 108.231 millones, frente a los 111.134 millones de febrero.

En cuanto a la cartera crediticia concedida a familias y empresas por estas entidades, en marzo había aumentado hasta los 1,213 billones desde los 1,206 billones de febrero.

En comparación con los datos de un año antes, la mora de este grupo se redujo en 1,13 puntos porcentuales desde el 10,02 % que registró entonces.

Por último, los establecimientos financieros de crédito (EFC), que se dedican sobre todo a la financiación de grandes bienes de consumo, registraron en marzo una tasa de morosidad del 5,91 %, inferior al 6,13 % del mes anterior y su nivel más bajo desde octubre de 2008.

Acerca de ProfesionalesHoy 13506 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy