El Gobierno y la banca quieren situar a España a la cabeza de la digitalización

Santander, 19 jun (EFE).- El Gobierno y la banca han apostado hoy por trabajar para digitalizar la economía española, desde la educación a las empresas, y situar así el país a la cabeza de la denominada cuarta revolución industrial.

“Tenemos una oportunidad de oro de no estar recuperando tiempo perdido, sino de estar desde el principio en un sitio desde el que podemos avanzar”, ha defendido el ministro de Energía, Álvaro Nadal, durante la inauguración del curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y patrocinado por BBVA en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El ministro ha señalado que a España “le ha costado dos generaciones” recuperar el terreno perdido durante anteriores revoluciones tecnológicas y, aunque no se trata de echar la culpa a los que vinieron antes, hay que estar inevitablemente a la altura del cambio tecnológico que ya ha comenzado para no quedarse rezagados.

Nadal ha abogado por tomar conciencia de la importancia de esta revolución, que ni siquiera está en la agenda política -de las 503 enmiendas presentadas a su departamento en los Presupuestos, sólo tres se referían a la agenda digital, ha lamentado-.

Queda mucho trabajo por hacer, ha dicho, hay que recopilar los casos de éxito y darles publicidad, porque estos temas deberían estar “todos los días en la palestra”, y sobre todo hay que aplicar recursos públicos y privados para la transformación digital.

Nadal ha criticado que a la agenda digital europea “le falta ambición” y en lugar de buscar una estrategia clara se centra en elementos como la eliminación del coste por del uso del teléfono móvil en itinerancia o “roaming”, que solo buscan el “efecto anuncio”.

También ha insistido en la necesidad de digitalizar todos los elementos de la sociedad, desde la formación -“los electricistas tienen que aprender a empalmar fibra óptica”- a las leyes -el concepto de propiedad “se queda antiguo” en un entorno de red-.

Esta transformación digital tiene que empezar por las infraestructuras, ha reconocido, al tiempo que ha confiado en que el próximo año puedan empezar a hacerse pruebas de tecnología 5G en España.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, que también ha participado en el curso, ha destacado que la irrupción de empresas tecnofinancieras o “fintech” no sólo ha mejorado la competitividad del sector sino que “influyen y mejoran” la vida de las personas.

No es la primera vez que se produce una transformación de la magnitud que implica la revolución digital, ha añadido, pero nunca antes se había producido una fusión de tecnologías con un ritmo de crecimiento “exponencial”.

Para el sector financiero, ha dicho Torres, la gran oportunidad debe consistir en aprovechar estas tecnologías para tener un mayor impacto en la vida de las personas, en un país donde aún están muy extendidos los “malos hábitos financieros”, con la mitad de la clase media pensando que “debería haber empezado antes a ahorrar”.

En su intervención, el consejero delegado de ING España, César Bueno-González, ha considerado que “en 2020 el móvil será el canal que más negocio genere” porque “está creciendo a toda velocidad y es imparable”.

Los clientes móviles de ING “acceden un día sí y un día no” a sus productos y la contratación por esta vía es “tan importante” como la de internet y “el doble” que en las oficinas, ha explicado, aunque ha reconocido que la entidad tiene pocas.

Por su parte, el consejero de Economía de Cantabria, Juan José Sota, ha abogado por la transformación digital de Cantabria, con el objetivo de armonizar las distintas zonas y mejorar la competitividad de sus empresas.

Entre las posibles propuestas, Sota ha citado la aplicación del big data al ámbito sanitario, proyectos piloto para nuevos medios de pago, utilizar las nuevas tecnologías en la industria o administración electrónica avanzada.

Acerca de ProfesionalesHoy 16298 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy