Macron vuela en un A400M para inaugurar el Salón Aeronáutico de Le Bourget

Le Bourget (Francia), 19 jun (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, quiso marcar el inicio del Salón Aeronáutico de Le Bourget, el mayor certamen mundial del sector, con su llegada en el avión de transporte militar A400M del fabricante Airbus, un gesto de apoyo a un proyecto europeo que arrastra múltiples dificultades.

Macron llegó al aeropuerto de Le Bourget -el primero que tuvo París- sobre las 10.00 hora local (08.00 GMT) en un A400M, aeronave que se ensambla en la planta que Airbus tiene en Sevilla, con una decena de dirigentes de pymes y una decena de sus trabajadores.

En esta 52 edición del salón, que se celebra cada dos años, se espera superar hasta el próximo domingo los 350.000 visitantes que hubo en 2015, de los cuales 150.000 fueron profesionales.

Hay 2.370 expositores (4 % más que hace dos años) que muestran 140 aeronaves en un complejo que ocupa 324.000 metros cuadrados.

Los dos gigantes de la aviación comercial, el europeo Airbus y el estadounidense Boeing, presentan cada uno dos grandes novedades.

En el caso de Airbus es el A321neo, la versión renovada de su avión de mayor capacidad de la familia de pasillo único -que hizo su primer vuelo en febrero de 2016 y está siendo explotado comercialmente desde abril pasado- y el A350-1000, el mayor de su innovador avión de capacidad media y largo alcance.

Para Boeing es el 737-9, la versión renovada (en particular con un nuevo motor más eficiente) de su avión estrella de pasillo único y el 787-10, que hizo su vuelo inaugural en marzo y para el que las primeras entregas deberían comenzar el año próximo.

Otras novedades son el helicóptero H160 de Airbus, el An-132D del constructor ruso Antonov, los E195-E2 y KC-390 del brasileño Embraer o la aeronave de patrulla marítima P-1 del japonés Kawasaki.

El Salón de Le Bourget es una ocasión para muchos de los participantes de presentar contratos, pero en esta ocasión no parece que se vaya a repetir la cascada de encargos de 2015, cuando Airbus hizo anuncios por 13.000 millones de euros y Boeing por 4.000 millones.

Debido a la dimensión del evento y al contexto actual de amenaza terrorista que vive Francia, las medidas de seguridad son draconianas en los accesos al complejo.

La prefectura de París ha puesto en marcha un puesto de mando operativo encargado de planificar y adaptar las acciones de los alrededor de 800 agentes, entre policías y militares, que están movilizados cada día.

Acerca de ProfesionalesHoy 14499 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy