Guindos dice que combatir financiación del terrorismo debe ser objetivo común

Valencia, 21 jun (EFE).- El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha defendido hoy que la lucha contra la financiación del terrorismo y el blanqueo de capitales debe ser vista como “un objetivo común para la industria y los reguladores”.

De Guindos ha hecho esta reflexión en la cena inaugural de la reunión plenaria del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) que acoge estos días Valencia con 800 delegados de esta agencia intergubernamental, creada en 1989 por el G7 para impulsar un marco internacional de las normas de prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

En su discurso, al que ha asistido también la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el ministro ha mostrado “respeto y admiración” por el trabajo del GAFI, que ha logrado “combatir la delincuencia financiera aunando conocimientos técnicos y operativos”.

El marco global de normas establecido por este grupo intergubernamental ha conseguido mucho, pero, según De Guindos, “queda mucho por hacer”.

Aunque el GAFI ha adoptado normas para la transparencia y la identificación de los titulares de las personas jurídicas y de entidades sin personalidad, su aplicación sigue representando “un reto en muchos países”.

“La consecución de un alto nivel de transparencia es una meta no sólo para el Grupo de Trabajo de Acción Financiera, sino también para otros organismos como el G20 o la Unión Europea”, según el titular español de Economía.

Ha valorado que a nivel europeo se haya tomado la “importante decisión” de exigir a todos los Estados miembros que creen registros interconectados que contengan información sobre los beneficiarios efectivos.

También ha aplaudido el “duro trabajo” del GAFI para “comprender” la naturaleza del llamado “de-risking” (eliminación del riesgo), un fenómeno generado cuando las instituciones financieras restringen los negocios con países o clientes para evitar riesgos, en lugar de gestionar dichos riesgos.

“Se trata de un problema grave que puede obstaculizar la competencia, crear exclusión financiera y reducir la transparencia, aumentando así los riesgos de blanqueo y financiación del terrorismo”, ha explicado De Guindos.

En cuanto a los riesgos relacionados con la innovación tecnológica, el ministro ha dicho que la industria de servicios financieros “ha experimentado drásticos cambios liderados por la tecnología que pueden tener un impacto perjudicial desde el punto de vista de los temas de blanqueo”.

A su juicio, “las autoridades nacionales tiene que abordar este fenómeno, pero necesitan ayuda para regular estas nuevas actividades” y el GAFI, “por su posición global, está en la mejor situación para mostrar el camino”.

Respecto a la presidencia española de la entidad, que acaba ahora tras un año al frente de Juan Manuel Vega, director general del Sepblac (Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo), el ministro ha valorado que haya tenido como prioridad el desarrollo de un partenariado con las comunidades FinTech (sector tecnofinanciero) y RegTech (empresas tecnológicas que ayudan a cumplir con la regulación).

Esta iniciativa de Vega “será beneficiosa para ambas partes”, pues en su opinión ayudará al GAFI a ser más proactivo en el desarrollo de normas, orientaciones y mejores prácticas, así como en la anticipación de nuevos riesgos, y permitirá a la industria de FinTech y Regtech identificar mejor los riesgos en sus modelos de negocio y gestionarlos.

También ha apoyado que el GAFI revise su gobernanza y mandato, incluyendo una reflexión sobre su futuro estatuto jurídico, pues esos cambios podrán aumentar su eficacia como organización.

Acerca de ProfesionalesHoy 14892 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy