Takata se desploma un 55 % en Bolsa tras filtrarse la fecha para su bancarrota

Tokio, 22 jun (EFE).- El fabricante de airbags Takata se desplomó hoy casi un 55 % en la Bolsa de Tokio después de que los medios japoneses informasen de que la compañía podría declararse en bancarrota mañana, viernes, o el lunes.

Las acciones de Takata acumularon hoy una caída del 54,9 % y quedaron en 110 yenes (0,88 euros/0,99 dólares) en el parqué nipón.

La brusca caída se produjo después de que el diario nipón Asahi informara de que la compañía tendría previsto declararse en quiebra mañana o el próximo lunes, 26 de junio, a raíz de su delicada situación financiera por el fallo en sus airbags que obligó a la llamada a revisión de millones de vehículos en todo el mundo.

El periódico japonés también señaló que la directiva de Takata, incluido el presidente, Shigehisa Takada, planea continuar hasta que finalice el proceso de reestructuración y posteriormente dimitir.

La compañía prevé solicitar la protección por quiebra en Japón, y su subsidiaria en Estados Unidos, TK Holdings, acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras del país norteamericano, añadió el diario económico Nikkei.

Ante las informaciones, Takata publicó un breve comunicado en el que aseguró que “actualmente ninguna decisión de ningún tipo ha sido tomada” y que la información será anunciada “a su debido tiempo”.

El fabricante de airbags ha experimentado una caída acumulada del 77 % desde el pasado jueves, después de que la plaza nipona optara por suspender su cotización el viernes tras informarse de su inminente bancarrota, adelantada por Nikkei.

Hasta hoy la cotización de sus títulos ha estado además limitada por el exceso de órdenes de venta por parte de los inversores.

El regulador bursátil decidió ampliar hoy el límite de caída de las acciones de Takata hasta los 84 yenes (0,67 euros/0,75 dólares).

La declaración en bancarrota de la compañía le permitiría emprender una reestructuración para sanear sus cuentas.

La encargada de abanderar el proceso sería la estadounidense Key Safety Systems, filial de la china Ningbo Joyson Electronic.

Takata atraviesa problemas financieros desde que en 2014 detectara un fallo en los infladores de sus airbags localizado en el encapsulado metálico donde se aloja la bolsa, que puede abrirse con demasiada fuerza y proyectar fragmentos a los ocupantes.

El fallo, que está ahogando las cuentas de la compañía por los gastos multimillonarios de la sustitución de los dispositivos, las sanciones y las compensaciones, se ha ligado al menos a una quincena de muertes y afecta a vehículos de más de 10 fabricantes.

Acerca de ProfesionalesHoy 15806 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy