Una delegación de Minesota tantea negocios en Cuba y lanza un mensaje conciliador

La Habana, 22 jun (EFE).- Una delegación oficial del estado de Minesota ha sido la primera en aventurarse a viajar a Cuba para sondear oportunidades de negocio, sobre todo en el sector agrícola, tras la marcha atrás en el acercamiento bilateral anunciada la semana pasada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La vicegobernadora de ese estado, Tina Smith, explicó hoy en una rueda de prensa que el viaje llevaba meses planificado y fue fortuito que haya tenido lugar inmediatamente después del anuncio de Trump, pero consideró que precisamente por ello cobra mayor fuerza el mensaje de buena voluntad que trae a la isla.

Smith llegó a principios de semana a Cuba al frente de una delegación que integra a responsables republicanos y demócratas, así como a representantes de los ámbitos de la agricultura, los negocios, la educación y la investigación.

La misión ha tanteado estos días posibilidades de intercambio comercial fundamentalmente en el ámbito agrícola, una de las áreas a las que el deshielo impulsado por la anterior administración estadounidense abrió las puertas a pesar de que el embargo comercial de EE.UU sobre Cuba sigue vigente.

En principio los intercambios comerciales agrícolas entre los dos países siguen permitidos y el mandatario estadounidense no ha mencionado que planee eliminar este permiso.

El actual secretario de Agricultura de EE.UU, Sonny Perdue, se mostró recientemente a favor de mantener y ampliar el comercio agrícola con el país caribeño.

“Minesota es un estado con una fuerte economía agraria, con una fuerte herencia agrícola, por lo que es natural que seamos socios comerciales de Cuba. Somos buenos criando pavos y cerdos y cultivando maíz y soja”, refirió la vicegobernadora Smith.

Cacao, café, tabaco y frutas tropicales son, por otra parte, algunos de los cultivos cubanos que interesan a ese estado.

Smith consideró que el giro dado por Trump es un retroceso con el que no está de acuerdo, una postura que comparte buena parte del sector agrícola de EE.UU.

Pero, precisó, “gracias al trabajo duro hay una excepción que permite el comercio agrícola, lo que nos da la oportunidad de seguir trabajando”.

La funcionaria reconoció, sin embargo, que el anuncio de Trump crea “incertidumbre adicional” para las organizaciones cubanas y para las empresas estadounidenses, lo que dificulta las cosas, “especialmente en áreas relacionadas con el turismo y otros negocios”.

Durante su estancia en Cuba la misión institucional de Minesota se reunió con responsables del Ministerio de Agricultura, así como con cooperativas de mujeres y la Asociación de Pequeños Agricultores.

“En todas esas conversaciones hemos compartido la comprensión mutua de que, aunque los anuncios del presidente Trump fueron un paso atrás, todavía tenemos oportunidades para seguir relacionándonos y avanzar, y eso es lo que pretendemos hacer”, agregó.

También avanzó que Minesota planea enviar otras delegaciones a la isla, a la vez que confió en poder invitar a su estado a representantes cubanos para ampliar la colaboración en beneficio de ambas partes.

En este viaje no se concretaron acuerdos comerciales, ya que se trata de los “primeros pasos para ampliar oportunidades”, añadió.

Desde que en diciembre de 2014 se anunció la reanudación de relaciones entre Cuba y EE.UU., han sido numerosas las misiones institucionales y comerciales de estados del país vecino que han viajado a la isla para estudiar las posibilidades de negocio y colaboración.

Este año visitaron Cuba los gobernadores de Colorado y Misisipi, y antes lo hicieron, al frente de misiones institucionales, los de Nueva York, Arkansas, Carolina del Norte, Virginia, Texas y Virginia Occidental.

Mientras, en los últimos días en Cuba se suceden las reacciones en contra del giro decidido por el mandatario estadounidense.

Desde que el viernes el Gobierno difundió una declaración oficial en la que rechazó lo que considera intentos injerencistas y se mostró abierto a continuar el diálogo con Washington desde el respeto, la prensa estatal cubana publica cada día en sus portadas un escrito de alguno de los sectores sociales oficialistas.

Tras la Central de Trabajadores, la Federación de Estudiantes Universitarios o la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, este jueves fue el turno de la Federación de Mujeres, que integra a unos cuatro millones de cubanas.

“Acostumbradas a luchar y resistir, las cubanas le decimos (a Trump) que no aceptamos ni cercos, ni zancadillas, ni injerencias, ni amenazas de nadie”, señala la declaración, que denuncia “que las medidas anunciadas constituyen un acto de violencia política contra el pueblo cubano, incluyendo las mujeres, niñas, niños y adolescentes, cuya vida cotidiana se pretende hacer más difícil”.

El pasado viernes Donald Trump anunció en Miami, rodeado de representantes de la línea más dura del exilio cubano, que aplicará restricciones a los viajes de los ciudadanos de su país a la isla y vetará los negocios de empresas estadounidenses con entidades vinculadas al estamento militar de Cuba.

Acerca de ProfesionalesHoy 14892 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy