Unai Sordo coge las riendas de CCOO

Madrid, 30 jun (EFE).- El hasta ahora secretario de CCOO en el País Vasco, Unai Sordo, cogerá las riendas del sindicato tras haberse presentado una sola candidatura para relevar a Ignacio Fernández Toxo y una única lista para la Comisión Ejecutiva.

Una propuesta de Comisión Ejecutiva formada por 15 miembros, ocho son mujeres y siete hombres, y en la que está el ex dirigente de CCOO en Andalucía, Francisco Carbonero, cuya inclusión parece haber tensado las negociaciones internas en el relevo del sindicato.

Carbonero está entre los investigados -antes imputados- en las diligencias abiertas por el ERE de la Faja Pirítica de Huelva de 2003 y hoy ha recibido el apoyo de Toxo en su discurso.

“La actuación de esas personas, hasta donde alcanza a conocer la organización, ha sido impecable y se demostrará en sede judicial”, ha apuntado Toxo en su última intervención ante el plenario del XI Congreso de CCOO que deja de dirigir tras 8 años al frente.

Más tarde, Sordo ha defendido que “todos los compañeros” que entran en la nueva Comisión Ejecutiva del sindicato lo hacen con “absoluta confianza en sus capacidades y el trabajo” que van a realizar, aunque ha añadido que si hay malestar se expresará y se verá en los resultados de las votaciones.

La candidatura de Sordo, la única a la Secretaria General de CCOO, así como los 15 integrantes de la Comisión Ejecutiva, que también ha sido consensuada en una lista, acaban de terminar de votarse por los cerca de 800 delegados asistentes al congreso.

Sordo ha sido respaldado por el 88,8 % de los delegados, mientras que el apoyo a la nueva Comisión Ejecutiva se ha quedado en un 61 %.

Según datos facilitados por CCOO, en la votación para el secretario general han participado 742 delegados con 659 votos a favor, 75 en blanco y 8 nulos.

Frente a este apoyo mayoritario, la votación de la Ejecutiva ha estado más dividida con 737 votos de los que 451 han sido a favor, 208 en blanco y 78 nulos. El censo total lo formaban 751 delegados.

Entre los miembros de la Ejecutiva repiten seis de la actual – María Cardeñosa, Carlos Bravo, Fernando Lezcano, Cristina Faciabén, Pedro Linares y Empar De Pablo- mientras que nueve debutan.

Se trata, además de Carbonero, de Elena Blasco, que ocupaba hasta ahora la Secretaría de Salud Laboral de la Federación de Construcción y Servicios.

También entran José Luis Gil, que era hasta el pasado mes de abril líder del sindicato en Castilla-La Mancha, y Paula Guisande, de CCOO de Madrid y que se ha ocupado de temas de juventud.

Junto a ellos estará Mercedes González, procedente de Industria, y la primera mujer que aspiró a dirigir CCOO de Madrid en el último congreso en el que revalidó su cargo Jaime Cedrún.

También entran Mariano Sanz, de Castilla y León; María Dolores Santillana, de Castilla-La Mancha; y Carlos Gutiérrez y Francisca Gómez, ambos de CCOO de Madrid.

Sale de la Ejecutiva uno de los hombres de máxima confianza de Toxo, el hasta ahora líder de Acción Sindical, Ramón Gorriz, encargado de la negociación colectiva.

Los cargos de cada uno de los miembros de la Ejecutiva se conocerán tras la primera reunión de la nueva dirección del sindicato.

Toxo, que ha recibido hoy el apoyo al resumen de su gestión, ha insistido en su última intervención en el plenario en la necesidad de rejuvenecer y elevar la presencia femenina en el sindicato, así como tener un papel más activo en búsqueda de afiliados y avanzar en la eficiencia en la gestión de recursos.

En el primer aspecto, fortalecer la afiliación, ha subrayado la figura del sindicalista de referencia y ha apostado por redoblar esfuerzos para sumar afiliados.

Actualmente, el sindicato suma unos 913.000 afiliados y comienza a revertir la tendencia de pérdida de los últimos ejercicios.

En el plano de la financiación, ha subrayado que debe venir fundamentalmente de las cuotas aunque “sin dejar de dar la batalla” por la financiación pública “transparente y fiscalizada”.

Toxo también ha abogado por vincular las retribuciones de los dirigentes a objetivos de afiliaciones o electorales.

A Sordo le ha recomendado que “sea él mismo” y le ha considerado “una persona experimentada, con capacidad y reuniendo las condiciones que necesita el sindicato para afrontar la próxima etapa”.

Entre sus primeras tareas, ha asegurado Toxo, el próximo secretario general de CCOO tendrá que establecer los objetivos de la organización de cara al próximo año, una vez conozca el techo de gasto fijado por el Gobierno para elaborar los Presupuestos Generales del Estado para 2018.

“Me voy satisfecho”, ha dicho Toxo, que deja “un sindicato con cohesión, que debate y discute hasta la saciedad pero que está listo para salir a la calle para dar respuesta a los intereses de la gente”.

Acerca de ProfesionalesHoy 14626 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy