El ministro que desencadenó la crisis de 1997 en Asia “volvería a hacerlo”

Bangkok, 2 jul (EFE).- El exministro de Finanzas de Tailandia, Thanong Bidaya, defendió la decisión que tomó hoy hace 20 años de dejar la moneda local, el baht, en libre fluctuación, medida que desencadenó la crisis financiera en Asia, y aseguró que volvería a hacerlo.

“Si pudiera viajar atrás en el tiempo haría lo mismo (…) No había otra alternativa”, dijo Thanong en una entrevista publicada hoy por el diario Bangkok Post.

El 2 de julio de 1997 el Banco de Tailandia agotó sus reservas de divisas y se vio obligado a dejar en libre fluctuación el baht, que como otras monedas de la región, mantenía hasta entonces un cambio fijo con el dólar estadounidense.

La decisión supuso el estallido de una burbuja creada por unos altos tipos de interés que alimentaron la demanda de crédito en el extranjero, sobre todo en el sector inmobiliario.

En cinco meses el baht perdió más de la mitad de su valor y numerosos negocios fueron cayendo en bancarrota, en el inicio de una crisis que rápidamente se propagó por otros países de la región como Corea del Sur, Indonesia, Filipinas y Malasia.

Thanong, que había asumido el cargo pocas semanas antes, recordó que en aquel momento Tailandia había acumulado una deuda de 105.000 millones de dólares, cuatro veces más que sus reservas de divisas, y que esto había puesto al baht en el punto de mira de los especuladores.

“No teníamos otra opción. Cualquiera en esa posición habría tenido que hacer lo mismo”, dijo Thanong al periódico.

“Si no lo hubiéramos hecho habríamos tenido que parar la devolución de los préstamos y habríamos tenido que liquidar empresas estatales para poder pagarlos”, añadió.

Thanong dimitió del cargo cuatro meses después de asumirlo y tras aceptar un paquete de 17.200 millones de dólares en ayudas del Fondo Monetario Internacional (FMI), que condicionó el préstamo a severos ajustes y reformas.

La ayuda fue parte de los 117.000 millones de dólares que el FMI canalizó hacia los países de la región para que pudieran hacer frente a la crisis.

El exministro dijo que durante una década tuvo que aceptar todo tipo de críticas pero aseguró que a la larga el país salió beneficiado de su decisión.

Las exportaciones y la integración con un China en auge fue clave en la recuperación de las economías de la región que, según el FMI, seguirán liderando el crecimiento mundial, con una previsión este 2017 del 5,1 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 15838 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy