La Autoridad Fiscal duda de que se pueda bajar el déficit por debajo del 2 %

Madrid, 5 jul (EFE).- El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha cuestionado hoy que se roce el equilibrio presupuestario de las administraciones públicas en 2020 como prevé el Gobierno y ha dudado de que el déficit público pueda bajar mucho más de 2 % del PIB.

Durante su intervención en una jornada sobre Presupuestos organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección y Deloitte, Escrivá ha dicho que la AIReF contempla para 2020 un déficit público en el entorno del 1,5 % del PIB, por encima del 0,5 % previsto por el Gobierno.

En el corto plazo la AIReF ve factible que la economía crezca más del 3 % este año, en línea con la nueva estimación del Gobierno y considera que bajar el déficit en 2017 al 3,1 % del PIB es un objetivo “muy exigente, aunque factible”, ya que el crecimiento económico va a facilitar su ajuste, si bien hay cuestiones como el rescate de las autopistas que podrían provocar un desvío al alza.

Escrivá ha explicado que a España le falta una programación fiscal y presupuestaria a medio plazo que sea creíble, ya que solo se suelen tomar medidas correctoras cuando los riesgos son inminentes.

A su juicio, a la senda de consolidación fiscal trazada por el Gobierno en su programa de estabilidad hasta 2020 “le faltan dos puntos de PIB” para poder llegar al equilibrio presupuestario y “no hay nada encima de la mesa” que justifique que se pueda llegar al 0,5 % del PIB en 2020 en una situación “cíclicamente neutral”.

En este sentido, ha abogado por resolver problemas estructurales como el de la infrafinanciación de algunas comunidades autónomas, ya que “es muy difícil exigir el cumplimiento de las reglas a quien no le llega el dinero”.

Asimismo, ha asegurado que hay que plantearse “si se puede mantener el superávit de los ayuntamientos” cuando otras administraciones como la Seguridad Social o algunas autonomías están en déficit, ante lo que ha deslizado la posibilidad de dotar a las corporaciones locales de mayores competencias.

Según ha subrayado, por encima de todo se sitúa el problema de la deuda pública “que lo es todo desde el punto de vista de la estabilidad”, puesto que se tiene que percibir que dicha deuda es “genuinamente sostenible”, una idea que los inversores “aún no han comprado a España” en contra de lo que le sucede a Francia o Bélgica.

“No hemos sido capaces de convencer de que nuestra deuda es verdaderamente sostenible ante cualquier circunstancia”, ha añadido Escrivá, que ha considerado clave que España transmita que cuenta con una planificación fiscal a medio plazo sólida y no una “sin horizonte más allá del año concreto”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15806 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy