Rivera destaca que la rebaja del IRPF beneficiará a 3,5 millones de familias

Madrid, 6 jul (EFE).- El apoyo de Ciudadanos al techo de gasto de 2018, que se debatirá la semana que viene en el Congreso, supondrá la reducción de 2.000 millones de euros en el IRPF, una rebaja de la que se beneficiarán 3,5 millones de contribuyentes, entre ellos los mileuristas, que estarán exentos de pagarlo.

Según ha explicado el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en EFEForoLíderes, su partido dio ayer el sí al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a cambio de esta rebaja impositiva, que incluye deducciones por tener a cargo a personas discapacitadas o mayores.

Rivera ha hablado también del órdago separatista en Cataluña exigiendo al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que impida la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre y ha subrayado que ni hace falta “gritar” ni tampoco aplicar el artículo 155 de la Constitución.

Venezuela, donde se ha elevado la tensión después del asalto chavista al Parlamento, ha sido otra de las cuestiones en las que ha incidido Rivera, que ha discrepado de que se pueda negociar “con un tirano” como Nicolás Maduro en lo que llama un “diálogo trampa” con quien no respeta los derechos humanos, en alusión a la iniciativa del ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero porque, aunque no sea de “mala fe”, tampoco cree que llegue a buen puerto.

Los mileuristas estarán exentos de pagar el IRPF

Incluida en el pacto de investidura con el PP, la rebaja de la carga del IRPF, ha detallado Rivera, afectará, por un lado, a 2,8 millones de personas (mileuristas y rentas más bajas) y, por otro, a 700.000 familias en las que haya un cónyuge discapacitado, un mayor a cargo o más de tres hijos.

“Nosotros no peleamos ni por sillas ni por beneficios o privilegios territoriales”, ha dicho el presidente de la formación naranja, sino trabajar para que los españolas “vivan un poquito mejor”, y ha avanzado que en 2019 seguirán presionando para que la rebaja fiscal llegue a otros tramos de la renta.

Si Ciudadanos, ha señalado, hubiera hecho lo mismo que el PSOE o Podemos, España estaría celebrando elecciones “cada seis meses”, pero tomó la decisión “difícil” de dar estabilidad al Gobierno y arrancarle reformas y cambios, recordando que Montoro dijo en un principio “no” a esta bajada de impuesto y si cambió de opinión es “básicamente porque somos necesarios”.

Ciudadanos no se plantea aplicar el 155 ante el desafío separatista

Rivera ha dejado claro que lo que quiere de Rajoy es que impida la consulta del 1 de octubre, al contrario de lo que ocurrió el 9N, y ha subrayado que “no hace falta gritar” ni poner en marcha el mecanismo que permite al Estado recuperar competencias, porque es más partidario de evitar los delitos que de perseguirlos.

Ese es su plan para Cataluña y, después, que se convoquen elecciones para poder articular una mayoría que acabe con el procès, convencido de que será la líder de la oposición en el Parlament, Inés Arrimadas, la que tendrá que asumir esa tarea.

Para Rivera, o hay un cambio de interlocutor en Cataluña “o no es posible el diálogo” porque con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los suyos es imposible, “se han ido al monte”.

Incluye entre los suyos a la CUP, aunque le reconoce el mérito de la “coherencia” y ha bromeado sobre su propuesta de expropiar la catedral de Barcelona para instalar un economato.

Son con éstos y con ERC con quienes ha pactado el PDeCAT, ha advertido el presidente de Ciudadanos, recalcando que en cinco años, el expresidente de la Generalitat Artur Mas pasará a la historia “como el hombre que ha conseguido liquidar un proyecto político en menos tiempo”.

Proyecto: “Nos toca ejercer, tomar decisiones y legislar”

Rivera ha incidido en los tres objetivos clave que debe afrontar España y en los que trabajará su partido: la “revolución” educativa; una reforma del marco laboral para ir a un modelo “justo y moderno”; y la apuesta por la innovación.

Ha criticado que Podemos pretenda eliminar la reforma laboral que aprobó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y “volver a los años 70” o que el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, haya propuesto bajar la edad de jubilación a los 61 años.

También ha rechazado “la banca pública que quiere” el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, porque eso “ya lo hemos tenido” y no quiere “que la banca la hagan los políticos”.

“No quiero meter las zarpas todavía más en la banca, ni en el poder judicial ni en los medios de comunicación”, ha dicho Rivera.

El presidente del partido liberal ha puesto en valor el trabajo de Ciudadanos durante esta legislatura: “mientras unos dan vueltas en autobús, Ciudadanos ha venido a trabajar y a conseguir que los españoles vivan mejor”.

Ha explicado que si el Ejecutivo de Mariano Rajoy cumple con el acuerdo de investidura que alcanzó con su partido y dado que “no contempla” que el PSOE pueda pactar, además de con Podemos, con el PDeCAT y ERC que “la están liando en Cataluña”, la legislatura “puede durar por lo menos más tiempo de lo que podemos pensar”.

Reunión Rajoy y Sánchez: Rivera ve necesarios que estas reuniones se hagan “periódicamente” y se les “quite hierro”.

Ha recordado que la semana pasada se reunió por separado con Mariano Rajoy y con Pedro Sánchez y que ve “necesario” que esos encuentros se hagan “periódicamente” y que se les “quite hierro”.

Rivera ha confiado en que Rajoy y Sánchez estén de acuerdo en “los temas importantes” como en una posición conjunta “en la defensa del Estado de derecho” pese a la idea del líder socialista de que España es “una nación de naciones”, una definición que él no comparte porque “todas las naciones de naciones que hemos conocido acaban fatal”.

“Sánchez se está ‘podemizando’ voluntariamente”, ha dicho Rivera quien ha expresado sus dudas de que “copiar a los radicales te convierta en el número uno”, y ha cuestionado al “nuevo PSOE” cuando, a su juicio, es “más viejo que nunca”, el “PSOE del puño en alto que hace muchos años que no veíamos”.

Cs se compromete a “no dar aire” a tránsfugas de otras fuerzas

Después de haber perdido en los últimos meses seis diputados autonómicos y una quincena de concejales, que se han ido al grupo mixto o al de los no adscritos, Rivera ha afeado a otras fuerzas que pese a existir un Pacto Antitransfuguismo se dediquen a “comprar” diputados, que no deja de ser -ha asegurado- “otra forma de corrupción”.

“Me pase a mí o al PP, me comprometo aquí a no dar aire a los tránsfugas de otros partidos y espero que lo hagan los demás” al entender que si un candidato se presenta bajo unas siglas concretas y luego se va “eso es robar el escaño”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15789 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy