El 1 de julio: día de las facturas

Los gastos fijos y recurrentes suponen entre un 50% y un 75% de los gastos de una familia española. Algunos están en la cabeza de todo ahorrador, son los más grandes, como el seguro del coche. Por desgracia, hay otros que son pequeños y que tienden a pasar desapercibidos. El método del Día de las Facturas sirve para sacarlos a la luz.

Este método de ahorro consiste en elegir un día del año para evaluar los gastos fijos y tomar decisiones al respecto. El Día de las facturas funciona porque concentra la atención, lo que aumenta la eficacia a la hora de abordar cuestiones financieras. Por eso los españoles suelen ser mejores en comprar un coche que en gestionar una lista de la compra cuatro veces al mes. Gracias a esta fórmula es posible detectar gastos recurrentes que normalmente se pasan por alto y eliminarlos al momento.

El Día de las Facturas se puede poner en marcha siguiendo dos pasos:

  • Paso 1- Hacer un listado de todos los gastos fijos, a ser posible con la factura. La forma más fácil de hacerlo es con los movimientos de la cuenta corriente y los recibos domiciliados. En este punto un 62% de los preahorradores aseguran que se encuentran suscripciones que creían canceladas.
  • Paso 2- Reducir por lo menos una de las facturas. Cada ahorrador puede elegir la que quiera, pero debe tomar medidas al respecto de forma inmediata.

En este vídeo se explica con más detalle cómo funciona el método de ahorro del Día de las Facturas.

El Día de las Facturas no es un método aislado. Para ser reamente eficaz hay que llevarlo a cabo todos los años y, a ser posible, en la misma fecha. En Preahorro.com han determinado que el mejor día es el próximo 1 de julio. ¿Por qué a mitad de año? Hay cuatro razones que hacen que el 1 de julio sea el Día de las Facturas.

  1. Es justo a mitad de año, el momento perfecto para valorar la marcha financiera del ejercicio. Después seis meses ya se han abordado muchos de los gastos del año y va tomando forma cómo se cerrará en términos de ahorro y consecución de los objetivos financieros.
  2. Es más fácil localizar las facturas de los gastos fijos sin tener que perder mucho tiempo repasando los movimientos de la cuenta. El motivo es que la mayoría de empresas cobran sus recibos en la primera mitad del año.
  3. Se dejan los deberes hechos antes de ir de vacaciones. Poner a punto las finanzas a mitad de año permite disfrutar más de las vacaciones sabiendo que los gastos están bajo control.
  4. Hay tiempo para hacerlo, pero de verdad. El 1 de enero es otra fecha en la que se puede poner en marcha el día de las facturas, pero julio tienen la ventaja de ser un mes más tranquilo en lo laboral y lo personal. A principio de año los españoles están inmersos en sus propósitos de año nuevo y en las fiestas navideñas. En julio no existen esas distracciones.

El ahorro medio de los preahorradores que han puesto en marcha este método es de 2.000 euros, aunque puede variar dependiendo de los gastos fijos de cada persona.

El Día de las Facturas es uno de los 7 Trucos de Ahorro Más Efectivos con los que ahorrar 5.000 euros en un año.

El 1 de julio: día de las facturas

El 1 de julio: día de las facturas

Comunicado de prensa El 1 de julio: día de las facturas publicado en comunicae.es