El BBVA eleva al 3,3 % el crecimiento económico de 2017, superior al de 2016

Madrid, 12 jul (EFE).- El tirón del consumo de los hogares, el dinamismo de las exportaciones y la consolidación de la recuperación del mercado inmobiliario han llevado a BBVA Research a elevar su previsión de crecimiento para este año al 3,3 %, una décima por encima del registrado en 2016.

Para 2018 también ha corregido al alza su previsión, hasta el 2,8 %, aunque el crecimiento será menor que en 2017 por la esperada desaceleración del consumo privado y de las ventas al exterior, según el último informe “Situación España” de la entidad.

El economista jefe del grupo BBVA, Jorge Sicilia, ha explicado que de cumplirse este escenario la tasa de paro se reduciría en más de dos puntos cada año, hasta el 17,1 % en 2017 y 15,3 % en 2018, a lo que contribuirá la creación de empleo y la pérdida de población activa.

A lo largo de estos dos años se crearán algo más de un millón de puestos de trabajo, si bien la entidad incide en que pese al dinamismo del mercado laboral, España todavía tiene el reto de reducir del entorno del 26 % la tasa de temporalidad, que supone “una fuente de ineficiencia e inequidad”, ha dicho el director de BBVA Research, Rafael Doménech.

A su juicio, la tasa estructural de paro para España sigue estando en el 15 %, lo que implica que toda disminución del desempleo por debajo de esa cifra es meramente coyuntural y volverá a aumentar con rapidez cuando los vientos se pongan de cara.

Doménech ha destacado que ahora mismo es difícil separar la parte cíclica de la estructural en la mejora del mercado de trabajo y ha subrayado que se está produciendo un escenario inédito, que es la reducción del desempleo en un contexto de corrección de los desequilibrios externos, ya que en las últimas décadas solo se había creado empleo con déficit de la balanza por cuenta corriente.

La revisión al alza de la previsión para 2017 es consecuencia de la aceleración observada en el crecimiento del segundo trimestre, que podría haber llegado al 1 %, dos décimas más que en el primero, debido en buena medida a la aceleración del gasto de los hogares por la recuperación de la riqueza de las familias, la disminución del ahorro y el aumento del crédito.

No obstante, Doménech ha destacado que la demanda interna (consumo e inversión) no está creciendo por encima de la economía en su conjunto, por lo que el avance económico mantiene una “composición saludable” en la que la demanda externa (exportaciones e importaciones) aporta 0,3 puntos del crecimiento, frente a los 0,7 de la interna.

La cara negativa de este crecimiento más equilibrado es que los ingresos públicos crecen en menor medida, ya que el avance del PIB no está acompañado de altas subidas de precios y salarios como en periodos pasados, ha explicado el economista jefe de España y Portugal, Miguel Cardoso.

Para BBVA Research, los objetivos de déficit comprometidos en el 3,1 % del PIB para 2017 y en el 2,2 % para 2018 son “totalmente factibles” si la mejora cíclica se destina íntegra a esta corrección, aunque persisten las dudas sobre la evolución de la recaudación del IRPF, que la entidad considera sobrestimada.

En opinión de la entidad, la economía afronta una serie de retos y riesgos que podrían limitar el crecimiento, entre ellos la incertidumbre sobre el rumbo de la política económica, que a pesar de haber disminuido sigue restando dos décimas al avance de la economía.

Asimismo, está el riesgo de que los salarios crezcan a mayor ritmo que la productividad, lo que restaría competitividad a las empresas, con el consiguiente efecto negativo sobre las exportaciones y la creación de empleo.

A ello suma el reto de la sostenibilidad del consumo privado, que podría frenarse a medida que aminoren los vientos de cola (petróleo y crédito baratos), aunque también podría seguir viéndose empujado por la creación de empleo.

Además señala el reto de convertir en permanente un crecimiento del turismo a niveles históricos que ha estado propiciado por las tensiones geopolíticas en otros países competidores.

A nivel externo, se mantienen las dudas sobre el futuro del comercio global y sobre el momento y la intensidad con que el Banco Central Europeo (BCE) retirará los estímulos monetarios.

Acerca de ProfesionalesHoy 16679 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy