Camioneros bloquean las carreteras en Brasil en protesta por el precio de los combustibles

Río de Janeiro, 1 ago (EFE).- Grupos de camioneros bloquearon hoy importantes carreteras en al menos ocho de los 27 estados de Brasil en protesta por el aumento de un impuesto que encareció el precio de los combustibles, informaron hoy fuentes oficiales.

Los bloqueos fueron provisionales debido a que la Policía Federal de Carreteras intervino para normalizar la circulación pero tuvieron fuerte impacto en algunas vías, entre las cuales la que da acceso al puerto de Santos, la principal puerta de embarque de las exportaciones brasileñas.

La protesta, de proseguir, puede amenazar el abastecimiento de algunas ciudades en un país en donde el 60 % de las mercancías es transportada por carretera.

Según un balance divulgado por la Policía Federal de Carreteras, se registraron casos de bloqueos o de camiones parados en vías de los estados de Sao Paulo, Minas Gerais, Bahía, Mato Grosso, Santa Catarina, Río Grande do Sul, Goiás y Espíritu Santo.

Pese a contar con el apoyo de los sindicatos de conductores y de transportistas, las protestas al parecer fueron espontáneas pero pueden extenderse en los próximos días.

“En la mayor parte de los casos, los camioneros que pasan por los bloqueos son invitados a sumarse”, según un comunicado de la Policía Federal de Carreteras.

El organismo agregó que mantendrá una vigilancia sobre los posibles puntos de bloqueo y negociaciones para restablecer el flujo en lugares en que sea interrumpido.

La causa de las protestas es un decreto del Gobierno de hace dos semanas que elevó un impuesto que incide sobre los combustibles y que provocó un inmediato aumento, de cerca del 10 %, del precio de la gasolina, el diesel y el etanol.

El Gobierno del presidente Michel Temer alegó que con la medida busca recaudar 10.400 millones de reales (unos 3.300 millones de dólares) adicionales hasta diciembre próximo y atajar un déficit fiscal que en los primeros cinco meses del año sumó 15.631 millones de reales (5.000 millones de dólares).

Junto con el aumento de impuestos, el Gobierno anunció un recorte de 5.900 millones de reales (unos 1.900 millones de dólares) en los gastos previstos en el presupuesto para este año.

Con las dos medidas el Gobierno aspira a cumplir con la meta fiscal que se impuso para este año, para el que espera reducir el déficit a 139.000 millones de reales (unos 44.000 millones de dólares).

Pero la medida fue inmediatamente criticada por los camioneros y los transportistas, que elegan el los combustibles ya responden por el 40 % de los costos de los fletes en el país.

La Asociación Brasileña de Camioneros calcula que los conductores tendrían que aumentar en un 5 % el valor de sus fletes para costear la subida de los combustibles pero que no pueden hacerlo porque, tras dos años de recesión en el país, la demanda por sus servicios ya ha caído significativamente.

Acerca de ProfesionalesHoy 16325 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy