Baleares multa con 400.000 euros a webs que publiciten el alquiler de pisos a turistas

Palma, 8 ago (EFE).- Las plataformas digitales que publicitan el alquiler de pisos a turistas en Baleares tienen 15 días para dejar de hacerlo y adaptar su oferta a la nueva ley del alquiler turístico, o se verán expuestas a multas que van de los 40.000 a los 400.000 euros.

El Govern balear ha remitido ya un aviso a unas 30 plataformas sobre la entrada en vigor de la nueva legislación, efectiva a partir de hoy, y un requerimiento a las páginas webs detectadas que están incumpliendo la ley balear, que prohíbe alquilar pisos a los turistas en todo el archipiélago.

En el caso de inmobiliarias, intermediarios turísticos o plataformas digitales que los publiciten, como AirBNB o HomeAway, la sanción puede llegar a los 400.000 euros.

Adem√°s, a partir de hoy los propietarios de pisos que los alquilen a turistas se enfrentan a multas que oscilan de 20.000 a 40.000 euros.

El conseller de Turismo y vicepresidente el ejecutivo balear, Biel Barcel√≥, ha comparecido hoy con ocasi√≥n de la entrada en vigor de esta ley que pretende poner fin a la “especulaci√≥n” en el alquiler de las viviendas y promover un modelo tur√≠stico “responsable, sostenible y equilibrado”.

Barceló ha recordado que el alquiler de pisos a turistas ya estaba prohibido por ley del alquiler turístico del Govern del PP en la anterior legislatura, aunque sin embargo se permitía esta modalidad a través de la LAU estatal, la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Con esta ley, que modifica la del PP, el ejecutivo progresista de PSIB-PSOE y M√ČS quiere “poner orden” en la actividad del alquiler tur√≠stico y fija un “techo m√°ximo” de plazas tur√≠sticas en Baleares, de todo tipo, de 623.624, de la que 435.707 corresponden a Mallorca, 109.800 a Ibiza, 60.117 a Menorca y 18.000 a Formentera.

De ese total, hay 120.000 plazas tur√≠sticas que se han ido concediendo desde el a√Īo 1999 en r√©gimen de excepci√≥n y que no se renovar√°n en cuanto se vayan dando de baja, ha explicado el conseller. Es decir, el objetivo es reducir la oferta de plazas.

La nueva ley deja la posibilidad a los consells insulars de cada isla -Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera- y al Ayuntamiento de Palma de decidir si permiten el alquiler turístico en pisos, cuánto tiempo y en qué zonas.

Estas instituciones, gobernadas por partidos progresistas, tienen un a√Īo para acordar qu√© hacen, aunque se prev√© que mayoritariamente mantendr√°n la prohibici√≥n.

Con el fin de perseguir el alquiler ilegal en pisos, la Conselleria de Turismo pondr√° en funcionamiento una plataforma electr√≥nica para que los ciudadanos denuncien a los propietarios que los alquilen. En ning√ļn caso las denuncias pueden ser an√≥nimas y solo servir√°n para que los inspectores inicien su trabajo.

A efectos prácticos, el propietario que desde hoy, martes, tenga en su piso a un turista menos de 30 días, sin un contrato de arrendamiento y sin que el visitante haya pagado una fianza, está actuando ilegalmente y se expone a ser multado.

La directora general de Turismo, Pilar Carbonell, ha informado que de que en primavera se puso en marcha una campa√Īa en Mallorca para perseguir la publicidad del alquiler de pisos a turistas a trav√©s de inmobiliarias.

A finales de abril se inspeccionaron 9 inmobiliarias y se abrieron 8 expedientes por comercializar hasta 330 pisos “prohibidos”, por lo que estas agencias se enfrentan a multas que suman 220.000 euros.

Unos meses después, a finales de julio, se inspeccionaron 8 agencias más de la isla, pero en esta ocasión solo se detectó la comercialización de 20 pisos, lo que puede ocasionar sanciones por 36.000 euros.

Estos datos muestran que “comienza a eliminarse la oferta ilegal” ha destacado Carbonell, que ha anunciado que varias plataformas digitales ya se han puesto en contacto con la conselleria para reunirse en septiembre y adaptarse a la nueva legislaci√≥n.

Acerca de ProfesionalesHoy 14913 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy