La Guardia Civil reforzará la seguridad en El Prat si los vigilantes mantienen los paros

Barcelona, 11 ago (EFE).- La Guardia Civil reforzará su presencia en los controles de pasajeros del Aeropuerto de El Prat ante la huelga indefinida convocada el lunes por los trabajadores de Eulen, que el domingo volverán a votar si aceptan la propuesta de aumento salarial de la Generalitat y desactivan los paros.

El anuncio lo ha hecho hoy el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en Barcelona, adonde se ha desplazado para presidir el Comité de Crisis creado para abordar este conflicto y reunirse después con varios consejeros de la Generalitat y con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

En rueda de prensa, el ministro ha explicado que el Comité de Crisis ha decidido iniciar los preparativos para que un número “significativo” de agentes de la Guardia Civil se incorporen a “las líneas de control” del Aeropuerto de Barcelona y garantizar el orden y la seguridad de esta instalación, teniendo en cuenta el estado de alerta terrorista en el que se encuentra el país.

El ministro ha subrayado que la mayor presencia de efectivos de la Guardia Civil en el aeropuerto se plantea en especial para el próximo lunes, cuando los trabajadores de Eulen tienen previsto iniciar una huelga indefinida, después de haber rechazado ayer una propuesta de subida salarial de 200 euros mensuales en 12 pagas.

“El momento crítico será el lunes. No se trata de sacar a la empresa (Eulen) del aeropuerto ni de sustituirla, sino de incorporar medios de la institución que tiene las competencias para que aporten las garantías de seguridad y mantenimiento del orden público”, ha puntualizado De la Serna.

Aunque no ha cifrado el número de efectivos adicionales que será necesario desplegar en el aeropuerto barcelonés, donde la Guardia Civil ya está presente, el ministro ha apuntado que los agentes estarán presentes tanto en los arcos de seguridad como en los escáneres y que asumirán funciones ejecutivas.

Para ello, el ministro ha anunciado que se ha iniciado un proceso de formación de efectivos en las técnicas necesarias, como la radioscopia.

Tras conocerse esta medida, asociaciones de guardias civiles han recordado al Gobierno que debe asumir el error de haber privatizado la seguridad en los aeropuertos y, aunque acatan la decisión del Ejecutivo, han dejado claro que la plantilla está bajo mínimos.

Además, el Comité de Crisis ha encargado al Abogado General del Estado que evalúe la posibilidad de que se pueda aprobar un laudo obligatorio para Eulen y los trabajadores que zanje el conflicto laboral.

En cualquier caso, el ministro ha señalado que, de momento, sólo se estudia esta posibilidad por si es necesario recurrir a ella.

El gobierno de la Generalitat ha reunido también hoy a su propio gabinete de crisis, del que forman parte los consejeros de Presidencia, Jordi Turull; la de Trabajo, Dolors Bassa; el de Territorio, Josep Rull, y el de Interior, Joaquim Forn, además del director general de Turismo.

La Generalitat ha ofrecido al Gobierno reforzar el cuerpo de los Mossos d’Esquadra en el conflicto para “evitar más incomodidades” a los usuarios, y ha instado al comité de huelga a convocar otra asamblea en la que se vote “de inmediato” y de forma exclusiva su propuesta de mediación, que fue rechazada ayer por los trabajadores, que se pronunciaron sobre cuatro opciones de incremento salarial.

Al finalizar la reunión, Bassa, Rull y Forn se han trasladado a la sede de la Delegación de Gobierno en Barcelona, donde se ha celebrado la reunión con el ministro de Fomento.

Al término del encuentro, los gobiernos español y catalán se han comprometido a trabajar coordinados para buscar una solución a la crisis y han hecho un llamamiento al comité para que convoque en un plazo máximo de dos días una nueva asamblea en la que se apruebe la propuesta de la Generalitat.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que se ha reunido después con el ministro, ha apelado también a “la responsabilidad” del comité para la convocatoria de esa asamblea y se ha mostrado convencida de que la aceptación de la propuesta de la Generalitat “sería lo más positivo para todos, también para los trabajadores”.

Ante la presión de las administraciones, el comité de huelga de Eulen se ha reunido esta tarde de urgencia y ha decidido convocar el domingo una nueva asamblea para que los trabajadores voten, esta vez de forma exclusiva, la propuesta de incremento salarial de la Generalitat, de 200 euros mensuales en doce pagas.

La asamblea tendrá lugar este domingo, coincidiendo con una nueva jornada de paros parciales en El Prat, y será la segunda que se celebre en cuatro días.

Si los trabajadores de Eulen aceptan el domingo la propuesta de la Generalitat, los paros se desconvocarían, mientras que si vuelven a votar ‘no’ el lunes empezaría la huelga indefinida y la situación se agravaría.

Acerca de ProfesionalesHoy 15789 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy