Los líderes balcánicos se comprometen a aplicar conjuntamente reformas económicas

Durres (Albania), 26 ago (EFE).- Los líderes de los Balcanes Occidentales se comprometieron hoy en Albania a implementar conjuntamente reformas para la creación de una zona económica común, con el objetivo de mejorar la vida de sus ciudadanos y de acercar a estos países a la Unión Europea (UE).

Bajo la iniciativa del primer ministro albanés, Edi Rama, se reunieron hoy en un encuentro informal en la ciudad costera de Durres, los primeros ministros de Serbia, Ana Brnabic; Macedonia, Zoran Zaev; Montenegro, Dusko Markovic; Kosovo, Isa Mustafa, y de Bosnia Herzegovina, Denis Zvizdic.

Como invitado a la reunión asistió el comisario para la Ampliación de la UE, Johannes Hahn, y representantes del Banco Mundial (BM).

Los jefes de Gobierno de los seis países balcánicos nombrarán en septiembre coordinadores especiales para la aplicación de un plan de acción integrado por 115 asuntos, acordado en la cumbre de Trieste el pasado mes de julio.

Este plan forma parte del llamado “Proceso de Berlín”, impulsado en 2014, y prevé la creación de un “área económica integrada” con la ayuda financiera de la UE e instituciones especializadas internacionales como el Banco Mundial.

“El encuentro informal de hoy muestra que hay un creciente atención de los líderes de Gobierno respecto al proceso de Berlín y lo aprecio. Hemos discutido cómo implementar el plan de acción para la creación de la zona económica común”, dijo Hahn en una rueda conjunta de prensa con Rama.

La puesta en marcha de este plan “transformará radicalmente el movimiento de mercancías, servicios y capitales, de trabajadores cualificados y convertirá la región en más atractiva para las inversiones, afirmó Rama.

Además, servirá para acelerar la adhesión de estos países a la UE e incrementar su ritmo de crecimiento económico, y mejorará el bienestar de sus ciudadanos, indicó Rama.

Este es el primer encuentro de los líderes de los Balcanes Occidentales después de la crisis diplomática de esta semana entre Belgrado y Skopje provocada por la retirada de la representación diplomática serbia de su embajada en Macedonia.

El pasado lunes, Serbia llamó a consultas a su embajadora en Skopje y retiró a todo el personal de la embajada en la capital de Macedonia, a cuyas autoridades acusó de ejercer una “actividad muy ofensiva de inteligencia contra determinados órganos e instituciones” serbios.

El Gobierno macedonio vinculó esta retirada con la intención de Skopje de votar a favor de la inclusión de Kosovo como miembro de la Unesco.

Kosovo, poblado mayoritariamente por habitantes de etnia albanesa, se independizó de forma unilateral de Serbia en 2008, algo que Belgrado rechaza con vehemencia.

Finalmente, tras una conversación telefónica entre ambos primeros ministros los ánimos se calmaron y se acordó que la embajadora serbia volverá a Skopje el 31 de agosto.

Esto “se solucionó tan rápido que no hubo tiempo ni necesidad de ocuparnos (de ello)”, señaló Hahn.

Añadió que “es bueno” que ya exista “una relación de confianza”, lo que permitió que pudieran resolver “muy rápido” algunas cosas con una llamada telefónica.

“Nuestro interés es ver a todos los países de la región cuanto antes en la UE”, reafirmó Hahn.

Acerca de ProfesionalesHoy 15833 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy