Los juegos de escapismo, un negocio en ebullición

Madrid, 27 ago (EFE).- Los juegos de escapismo, más conocidos como “escape rooms”, se han convertido en un sector que en tan solo cuatro años cuenta con más de 400 empresas, unas 600 salas de juego y ya compite por ser una de las opciones favoritas de ocio en toda España.

Salir de un búnker, conseguir desactivar una bomba o lograr el antídoto para un virus que acabará con la humanidad. Estas son algunas de las muchas temáticas que se pueden encontrar en las salas de escape de las que solo se sale con éxito si se superan una serie de pruebas de lógica en un tiempo límite.

Uno de los socios fundadores de la empresa de juegos de escapismo The Rombo Code, Pablo Lapeña, ha asegurado a Efe que es un negocio muy rentable porque “no hay materias primas ni consumo de materiales y se puede adaptar el personal a la demanda en cada momento”.

Según los datos de The Rombo Code, el volumen de negocio de este mercado en la capital se ha multiplicado por dos en un año y refleja grandes síntomas de crecimiento, al ser un negocio todavía por explotar a nivel nacional.

En concreto, esta compañía, con tan solo dos años de vida, cerró el ejercicio 2016 con unos ingresos cercanos a los 300.000 euros y unos márgenes operativos superiores al 30 %.

Respecto a los jugadores, un 70 % de los clientes del sector en Madrid es público local, un 15 % empresas y el 15 % restante turistas internacionales, acorde con el estudio de The Rombo Code.

La cifra de turistas se eleva hasta el 25 % en una ciudad como Barcelona, en la que el pasado 20 de julio se inauguró el centro de “escape rooms” más grande de Europa con 3.000 metros cuadrados de superficie y una inversión inicial de 3 millones de euros ampliable hasta los 15 millones en los dos primeros años.

Actualmente, The Rombo Code tiene presencia en Madrid, Barcelona, Sevilla y La Coruña y espera abrir en Bilbao, Burgos y Logroño antes de que acabe el año. “Esperamos ir creciendo en España y dar el salto internacional en 2018”, ha explicado Lapeña.

Fox in a Box es otra compañía que se dedica a los juegos de escapismo y que también tiene dos años de vida. Su director, Sergio Abendivar, ha explicado a Efe que actualmente cuenta con unos 4.000 clientes mensuales en sus siete salas repartidas por Madrid.

Abendivar ha apuntado que la capital “está cogiendo posición y creando mucha afición y cultura en todo tipo de público”, aunque el perfil mayoritario lo conforman las personas con edades comprendidas entre 27 y 40 años.

El socio administrador de la empresa Enigma, Daniel Fernández, ha afirmado que “es un negocio que está aun por explotar” porque todavía existe mucho desconocimiento sobre este tipo de juegos. “El 70-80 % de la gente que viene a nuestras salas es la primera vez que vive la experiencia”, ha explicado.

El futuro lo determinará la tecnología y la inversión en I+D por parte de las empresas, así como la aplicación del concepto de “escape room” en otras industrias.

Pablo Lapeña ha apuntado que The Rombo Code ya ha desarrollado proyectos con centros educativos como integración didáctica de los juegos a sus programas y con empresas que usan los juegos de escapismo como herramientas de difusión de sus productos.

Acerca de ProfesionalesHoy 15846 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy