El Tesoro vuelve a subastar deuda a largo plazo tras el parón de agosto

Madrid, 2 sep (EFE).- El Tesoro Público español vuelve a subastar deuda a largo plazo el jueves de la próxima semana tras el parón veraniego de agosto, un mes en el que sólo han salido al mercado letras a corto de distintas denominaciones.

Se trata de una subasta de bonos a cinco años y obligaciones a diez y quince, además de una emisión especial de obligaciones a diez años indexadas a la inflación de la eurozona, cuyo objetivo de captación aún no ha desvelado el organismo público.

Con esta subasta, los inversores podrán mostrar su confianza en la deuda española y en general en la evolución de la economía, algo que se refleja mejor con la inversión en títulos de mayor plazo y que serán los primeros que coloque España tras los atentados de Cataluña.

También será la primera cita española de calado con los mercados después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y su colega estadounidense, Janet Yellen, dejaran un poco en el aire sus planes de política monetaria para el nuevo curso en el encuentro anual de banqueros centrales de Jackson Hole (EEUU).

Los inversores esperaban que Yellen dijera cuándo piensa subir de nuevo los tipos de interés en EEUU, ya que hasta el momento sólo ha anunciado que lo hará antes de que acabe el año.

También confiaban en que Draghi ofreciera alguna indicación sobre un posible cambio en la política monetaria en el área del euro, es decir, que dijera cuándo subirá tipos o retirará el programa de compra de deuda pública y de empresas de los países de la eurozona que tiene en marcha para estimular la economía.

Pero en lugar de hacer esto, ambos banqueros prefirieron centrarse en advertir al presidente de EEUU, Donald Trump, de los peligros del exceso de proteccionismo para la economía, si bien lo hicieron de forma velada, y también defendieron los cambios regulatorios del sector financiero tras la reciente crisis.

El euro reaccionó a esta falta de noticias con un fuerte repunte que lo llevó a superar los 1,20 dólares el pasado 29 de agosto, el nivel máximo desde enero de 2015, acusando también las nuevas tensiones geopolíticas iniciadas por Corea del Norte tras disparar un misil desde la capital, Pyongyang, sobre Japón.

Las tensiones se fueron calmando y el viernes la moneda única cotizaba por debajo de los 1,19 dólares poco antes del cierre de la sesión.

Acerca de ProfesionalesHoy 16721 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy