Invertir a través del crowdlending es invertir en la economía real

Invertir a través del crowdlending es invertir en la economía real

Las nuevas alternativas de financiación e inversión están afectando fuertemente al sector bancario por la cantidad de facilidades que ofrecen. Las trabas principales con las que la banca cuenta, están siendo paliadas por estas modernas fuentes de financiación, que ya abarcan la mayor cuota de mercado en países como China.

Porcentaje de consumidores que al menos usan una aplicación fintech
Actualmente, y gracias a la disrupción tecnológica que viene desarrollándose desde hace unos años, el crowdfunding está acaparando a multitud de inversores retail que buscan cómodas formas de operar. El crowdlending constituye una alternativa para ellos, que se hace atractiva por dos razones: por un lado, presenta atractivas rentabilidades para los inversores más ambiciosos y, por otro lado, la ética moral que se esconde tras esas inversiones, invertir en la economía real de nuestro país prestando directamente a empresas.

El objetivo perseguido de este tipo de inversiones, es que el inversor tenga información transparente de la inversión que va a realizar, desde datos económicos e históricos de las empresas, hasta conocer en qué se va a destinar el dinero invertido.

Extrapolando estas inversiones al plano macroeconómico, representan oscilaciones en la economía nacional generando nuevos puestos de empleo, un desarrollo interno del país o región sobre la que se invierte. Gracias a estos incentivos de la economía nacional, el contexto de estabilidad financiera empresarial va mejorando.

En Reino Unido, país pionero en crowdlending, el gobernador del banco de Inglaterra, Mark Carney, en la conferencia The Promise of FinTech – Something New Under the Sun? (La promesa del Fintech – ¿Algo nuevo bajo el sol?) reconoce “el gran potencial de Fintech para hacer que el sistema financiero sea más inclusivo, eficiente, eficaz y resistente.” Él considera el reto para los responsables de la estabilidad financiera: asegurar que las aplicaciones fintech se desarrollen de una manera que maximice las oportunidades y minimice los riesgos para la sociedad.

En España la evolución de este tipo de plataformas es muy favorable y según la Asociación de Crowdlending Española (ACLE) a mayo de 2017, se han gestionado a través de ellas más de 103 millones de euros en los últimos 3 años. Las empresas cada vez confían más en esta financiación alternativa haciendo que el crowdlending empresarial tenga más peso que el crowdlending a particulares.

Jorge Antón, CEO de la plataforma de crowdlending MytripleA, con más de 3.000 inversores registrados, expone la idea de que “cualquier persona puede participar en la financiación de las empresas desde tan solo 50€ incentivando con ello a la economía real ya que prestan su dinero directamente a empresas que han superado un riguroso análisis de riesgos”.

Sobre MytripleA
MytripleA es la primera y única Plataforma de Financiación Alternativa española registrada en el Banco de España como Entidad de Pago. A través de www.mytriplea.com pymes y autónomos encuentran financiación en forma de préstamos cuyos fondos son aportados directamente por inversores privados que obtienen así una mayor rentabilidad por su dinero. Adicionalmente, las empresas tienen acceso a una vía de financiación alternativa, siempre abierta, sin comisiones de cancelación y 100% online.

Esta noticia ha sido publicada a través del servicio de información que Comunicae presta a Profesionales Hoy. Si usted representa a una empresa y desea beneficiarse de las ventajas de este servicio acceda al servicio de Notas de prensa de Comunicae.