Bankia irá a juicio cinco años después sin Fernández Ordóñez ni Segura

Madrid, 15 sep (EFE).- Cinco años después del comienzo de la instrucción, el caso Bankia irá a juicio con el expresidente Rodrigo Rato y otros altos cargos como acusados, una vez exonerada de toda responsabilidad la antigua cúpula de los organismos supervisores, entre ellos los exresponsables del Banco de España y la CNMV.

La Audiencia Nacional ha decidido hoy no procesar al exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a otros altos cargos del organismo y al expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura por la salida a Bolsa de Bankia.

En cuanto a la firma auditora Deloitte, que hasta ahora figuraba como responsable civil, la Sala no sólo revoca el sobreseimiento del procedimiento sino que le atribuye responsabilidad penal.

En cuanto al papel desempeñado por el Banco de España, el Tribunal señala que “no dio una carta blanca para cargar las pérdidas contra reservas”, y destaca que la elaboración de las cuentas es una obligación “exclusiva y excluyente” de los administradores, por lo que su actuación “nunca podría encajar en términos penales de cooperación o complicidad”.

Por lo que respecta a la CNMV, la supuesta “ausencia de diligencia por los máximos responsables de la entidad” no puede tenerse en cuenta, ya que la ley penal “no castiga la ausencia de actividad de la autoridad económica, que hubiera integrado la omisión de decisiones dando lugar a impedir la salida a Bolsa”.

La sección tercera de la Sala de lo Penal ha adoptado esta decisión por mayoría y no por unanimidad, y cuenta con el voto particular de la magistrada Clara Bayarri, que cree que la antigua cúpula del Banco de España estaba al tanto de la situación de Bankia antes de la salida a Bolsa.

Según Bayarri, “existen indicios múltiples, concurrentes y razonables de criminalidad que permiten inferir que los máximos dirigentes del Banco de España y la CNMV avalaron y propiciaron con pleno conocimiento la falsedad contable más que detectada previamente a la salida a Bolsa de Bankia, a sabiendas del grave perjuicio que con ello se iba a causar a los inversionistas, que era evidente iban a ser minoritarios, en estafa de inversores”.

La Sala rechaza así el recurso de apelación interpuesto por la acusación popular de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), al que se habían adherido algunas defensas, como la del exconsejero de IU en Bankia José Antonio Moral Santín, procesado en esta causa.

La CIC, que ejerce la acusación popular, ya ha anunciado que recurrirá esta decisión, que califica de “despropósito”, ante el Tribunal Supremo, ya que fue esta misma sala la que determinó que existían “indicios múltiples, bastantes y concurrentes de criminalidad respecto de los responsables del Banco de España y la CNMV”.

Para el abogado de este sindicato de las antiguas cajas de ahorro, Andrés Herzog, estos indicios no sólo no han desaparecido sino que se han visto reforzados con nuevas diligencias, que confirman “la responsabilidad de los organismos supervisores en el falseamiento contable continuado de la entidad financiera”.

Tampoco serán procesados el exvicepresidente de la CNMV Fernando Restoy y los inspectores y técnicos del Banco de España Pedro Comín, Pedro González, Mariano Herrera y Jerónimo Martínez Tello, así como para los exconsejeros de Bankia Atilano Soto, ex presidente de Caja Segovia, y Luis Blasco Bosqued, que no intervinieron en las reuniones del consejo de administración en las que se adoptaron los acuerdos investigados.

La decisión de la sala se conoce más de dos meses después de que el instructor del caso Bankia, Fernando Andreu, decidiera procesar al expresidente de la entidad Rodrigo Rato; al exvicepresidente José Luis Olivas; al ex consejero delegado Francisco Verdú; al exministro Ángel Acebes, a BFA y a Bankia, y a una treintena de directivos, al entender que se falsearon las cuentas anuales y hubo fraude a los inversores.

La Fiscalía Anticorrupción, por su parte, sólo atribuye la responsabilidad de las supuestas irregularidades a Rato, Olivas, Verdú y al exconsejero José Manuel Fernández Norniella, para quienes solicita entre cinco años y dos años y siete meses de prisión, aunque exime a Rato del delito de falsedad contable que le atribuye el juez instructor.

Con la decisión adoptada hoy y cerrada ya la instrucción, sólo queda fijar fecha para el comienzo del juicio, que según fuentes jurídicas no será antes de 2018.

Acerca de ProfesionalesHoy 16780 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy