El juicio a la excúpula de Abengoa hacia la recta final con los últimos testigos

Madrid, 22 oct (EFE).- La excúpula de Abengoa afronta desde mañana la recta final del juicio por presunta administración desleal en la aprobación y cobro de las indemnizaciones al expresidente Felipe Benjumea y su ex consejero delegado Manuel Sánchez Ortega, con las últimas pruebas testificales y peritajes de las partes.

Las declaraciones de varios testigos, inicialmente programadas para el pasado jueves, inauguran esta segunda semana de vistas, que se prevén en idéntica sintonía a las anteriores, en las que los acusados y exmiembros del Consejo de Administración de Abengoa achacaron el cambio en la presidencia a una “condición inexcusable” impuesta por el Santander para asegurar la ampliación de capital anunciada en agosto de 2015.

Al margen de Benjumea y Sánchez Ortega, el protagonismo ha girado, hasta el momento, en torno a las figuras del exconsejero y después presidente de la multinacional sevillana durante cinco meses, Antonio Fornieles, y el presidente de Santander España, Rodrigo Echenique, protagonistas de la reunión en la que la entidad habría comunicado dicha exigencia.

Según Fornieles, su interlocutor “manifestó que su decisión era apoyar la financiación de Abengoa, pero que había una cuestión que tenía que ocurrir antes de suscribir los acuerdos: el cambio de la cabeza de la compañía”, palabras que entendió como “una obligación inesperada” que “sorprendió” al entonces presidente.

Una versión matizada por Echenique, que en su declaración como testigo el pasado jueves, reconoció haber trasladado la “falta de confianza en la gestión de Benjumea por parte de la comunidad financiera”, aunque negó haber impuesto tal condición al carecer de potestad alguna sobre las decisiones de un Consejo de Administración que ha cerrado filas en torno a los antiguos gestores.

La dedicación y preparación del expresidente, que se enfrenta a cinco años de cárcel, ha sido alabada también por los acusados, como la expresidenta de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones Mercedes Gracia, que lo definió como “una persona que dedicaba 25 horas al día a Abengoa” y que “ha vivido por y para la empresa”.

Imposición del Santander o no, los testimonios de quienes conocían los contratos de alta dirección insisten en la normalidad de las cláusulas por las que Benjumea y Sánchez Ortega percibieron sendas indemnizaciones de 11,4 y 4,5 millones de euros.

Así lo indicó el exministro de Obras Públicas Josep Borrell, único integrante de la Comisión de Nombramientos en no ser imputado al haber delegado su voto en Fornieles en la reunión que estudió las condiciones del cese, y añadió que las bonificaciones fueron abonadas por la compañía tal y como figuraba por contrato.

Con todo, las partes aguardan la próxima testifical del abogado de DLA Piper -despacho asesor de la firma de renovables-, Ignacio Gómez Sancha, propuesto por la Plataforma de Perjudicados por Abengoa como experto que estudió y avaló tanto la reforma contractual, como las indemnizaciones y la posterior contratación de Benjumea como asesor, hecho por el que la Fiscalía sostiene que éste nunca llegó a desvincularse de la compañía.

El fiscal José Perals reprocha los 11,4 millones percibidos por éste por su cese, una cantidad que “no parece acorde con los resultados empresariales de la sociedad”, que dos meses después, en noviembre de 2015, pidió el preconcurso de acreedores.

También los 4,5 millones abonados tras su renuncia voluntaria a Sánchez Ortega, que alegó que Abengoa era una compañía “en absoluta normalidad” cuando se marchó por motivos personales.

La sección cuarta de la sala de lo Penal retomará la vista este lunes, jornada en la que continuará declarando el secretario de la Comisión de Retribuciones Juan Carlos Jiménez Lora; una vez finalizada la lista de testigos llegará el turno de las pruebas periciales, tras las cuales las partes expondrán sus conclusiones.

Acerca de ProfesionalesHoy 16296 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy