Rajoy vincula más ayudas sociales en la UE al crecimiento económico

Gotemburgo (Suecia), 17 nov (EFE).- El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se mostró hoy partidario de aumentar las ayudas sociales en la Unión Europea, pero precisó que sólo serán posibles si se mantiene el crecimiento económico.

Rajoy vinculó esos dos conceptos en la cumbre social europea que protagonizaron en Gotemburgo los jefes de Estado y de Gobierno de la UE y en la que se rubricó un compromiso político para impulsar el pilar social de la UE.

Además de las sesiones conjuntas, la cumbre se estructuró en tres paneles simultáneos en los que se repartieron los diversos líderes, y el presidente del Gobierno participó en el relativo al acceso al mercado de trabajo.

En su intervención describió la situación económica de España cuando él llegó al Gobierno a finales de 2011 y recordó que el país sufrió cinco años de decrecimiento económico con pérdida de muchos empleos, una “enorme” crisis financiera y un déficit público por encima del 10 por ciento.

Subrayó que su objetivo era dar la vuelta a esa situación y dijo que se ha conseguido y España lleva ya cuatro años de crecimiento económico y, los tres últimos, por encima del 3 por ciento, además de crear algo más de medio millón de puestos de trabajo al año.

Para facilitar el acceso al empleo, el presidente del Gobierno consideró que, aparte de las políticas nacionales, hay pasos que puede seguir dando Europa.

Es ese contexto defendió favorecer la movilidad de trabajadores y la eliminación de trabas para ello.

“Yo propongo trabajar para garantizar la portabilidad de derechos, por ejemplo, las pensiones, mejorar el reconocimiento de títulos y cualificaciones profesionales y aumentar la integración y compatibilidad de los sistemas educativos”, explicó.

El presidente del Gobierno español resaltó también el papel de los fondos estructurales para el crecimiento y el empleo, y de ahí que respaldara programas como la iniciativa de empleo joven o los del fondo social europeo.

Además, planteó que cada socio comunitario desarrolle una política económica que conduzca a un crecimiento fuerte, equilibrado y sostenible.

“Si eso no es así, no hay nada que hacer”, recalcó antes de advertir de que reclamar ayudas sociales sin crecimiento económico sólo son “discursos”.

En el panel en el que participó se sucedieron intervenciones de líderes europeos y representantes de agentes sociales de la UE en las que hubo propuestas como guarderías gratis, rentas de inserción para cualquier persona y otros tipos de ayuda.

“Yo estoy a favor de todo eso. El problema es que hay que manejar un presupuesto”, subrayó Rajoy, quien apostó por unas cuentas públicas saneadas que generen confianza y por reformas estructurales.

Entre ellas destacó la trascendencia de la reforma del mercado laboral para que las empresas se puedan adaptar a los cambios en el ciclo económico.

Es decir, según explicó, que puedan contratar cuando hay crecimiento, y tengan alternativas al despido cuando no lo hay.

De la misma forma, abogó por atender la educación, la formación continua y las políticas activas de empleo para favorecer el acceso al mercado laboral de los colectivos con mayores dificultades, como pueden ser los parados de larga duración o los jóvenes.

También cree que se deben aprovechar las oportunidades que ofrecen la digitalización y el cambio tecnológico.

En el almuerzo de trabajo de los líderes se abordaron asuntos de educación y cultura, y Rajoy, en declaraciones a los periodistas al término de la cumbre, destacó el apoyo común al programa Erasmus y a aumentar su presupuesto en los próximos años.

También destacó el respaldo a avanzar en el reconocimiento de títulos, a la tarjeta europea de estudiante y a incluir en los Erasmus a los jóvenes profesionales de las artes.

Además, informó de la intención de convocar próximamente una reunión del Consejo Europeo sobre cultura y de impulsar el apoyo a las industrias culturales, que resaltó que generan mucho empleo y suponen un aparte importante del PIB de la UE.

En el mismo grupo de trabajo en el que intervino Rajoy lo hizo también el líder de UGT, Pepe Álvarez, quien reclamó a la Unión Europea fomentar la igualdad salarial no sólo entre hombres y mujeres, sino también para los jóvenes, ya que considera que están sufriendo especialmente la precariedad laboral.

Tras recordar que en algunos países comunitarios el 62 por ciento de los jóvenes de menos de 30 años solo tienen contratos a tiempo parcial, consideró que el acceso al mercado laboral se ha convertido en una cuestión permanente porque la precariedad en el empleo obliga a que haya constantes entradas y salidas en ese mercado.

Acerca de ProfesionalesHoy 16786 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy