La OPEP prevé equilibrio en el mercado para 2018 pese al mayor bombeo de EEUU

Viena, 13 dic (EFE).- El recorte de producción lanzado hace un año por la OPEP para reducir el exceso de oferta en el mercado permitirá que el mercado quede equilibrado a finales de 2018, pese a que el bombeo de crudo de esquisto de EEUU subirá a niveles récord, según las previsiones publicadas hoy por el grupo energético.

En su último informe del año sobre la situación del mercado, la OPEP prevé que la producción total de sus competidores aumente en 0,9 millones de barriles diarios (mbd), hasta llegar a los 56,58 mbd.

El bombeo de Estados Unidos, especialmente el de crudo de esquisto, crecerá en 1,05 mbd y será el prácticamente único responsable de todo ese aumento.

Así, las extracciones de esquisto llegará en 2018 hasta los 5,48 mbd, un 17% más que el pasado año y por encima del récord de bombeo de 4,70 mbd registrado en 2015.

“La previsión de 2018 para el suministro No OPEP está asociado con considerables incertidumbres, particularmente relacionadas con el desarrollo del crudo de esquisto de EEUU”, indican los expertos de la OPEP en su informe.

El grupo petrolero afirma que ya en 2017 la producción estadounidense crecerá un 4,45% y que se espera que ese ritmo “continúe en 2018 al impulso de crecientes inversiones en el crudo de esquisto de EEUU y de pozos más eficientes”.

La extracciones de crudo de esquisto, más caras que las del petróleo convencional, empezaron a declinar en 2015 cuando la caída de los precios hizo que esas explotaciones dejaran de ser rentables.

Ahora, con la recuperación del coste del petróleo, gracias a la política de recortes de la OPEP, el esquisto vuelve a ser interesante para los inversores.

Frente al aumento de bombeo de EEUU, la OPEP estima que podrá colocar en el mercado una media de 33,2 mbd de su petróleo, apenas un 1% más que este año.

“Combinado con los continuos esfuerzos de la OPEP y de (los países) No OPEP para respaldar la estabilidad en el mercado de petróleo, esto debería conducir a una mayor reducción del exceso de inventarios mundiales, alcanzado un mercado equilibrado a finales de 2018”, confía el grupo petrolero.

Rusia, uno de los aliados de la OPEP en la estrategia de reducir la producción, verá como su bombeo cae un 1,36 %, contribuyendo a esa reducción de la oferta.

De hecho, en su informe la OPEP insiste en que el acuerdo para retirar del mercado 1,8 mbd, en vigor desde el pasado enero y hasta diciembre de 2018, se está notando en el volumen de petróleo almacenado.

Así, las reservas de crudo en los países de la OCDE, que agrupa a las naciones más industrializadas y que más consumen, cayeron el pasado octubre hasta los 2.948 mbd, 107 millones menos que en el mismo mes de hace un año.

La OPEP argumenta que la tendencia al alza del precio del crudo es un reflejo del efecto de la política de recortes y del hecho de que los 24 países firmantes (14 OPEP y otros 10 grandes productores) están cumpliendo totalmente con sus compromisos de cerrar los grifos.

El valor del crudo OPEP llegó en noviembre a sus niveles más altos desde junio de 2015, mientras que los precios en el mercado de futuros están en cifras no vistas desde el verano de ese año.

El pasado 30 de noviembre, la OPEP y sus aliados acordaron mantener hasta finales de 2018 esa estrategia, aunque destacaron que podrían revisarla en cualquier momento si la situación lo requiere.

Respecto a la demanda para el año que viene, la OPEP ha dejado sin cambio su previsión anterior de 98,45 mbd, un 1,56% más que en 2017.

Por regiones, Asia, y en concreto China, son los principales motores del aumento del consumo.

De hecho, la subida de la demanda china supone casi un tercio del total del aumento mundial y quedará en 12,67 mbd, un 12% de todo el petróleo que quemará el mundo el año próximo.

También en los países ricos de Europa se consolida la demanda, que sube un 0,57%, hasta 14,28 mbd.

Antonio Sánchez Solís

Acerca de ProfesionalesHoy 20946 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy