La brecha fiscal en Cataluña en 789,8 millones en 2014, según un estudio de la ATC

Barcelona, 14 dic (EFE).- Un estudio encargado por la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) cifra la brecha fiscal de los cuatro principales impuestos que gestiona la Generalitat en 789,8 millones de euros en 2014, el 26,53 % del total.

La brecha fiscal o ‘tax gap’ es la diferencia entre la cuota impositiva que los contribuyentes catalanes tendrían que haber pagado por un impuesto y la que realmente pagaron, es decir, que mide la diferencia entre la recaudación potencial y la obtenida.

Según este estudio, elaborado por el Instituto de Economía de Barcelona y la consultora Everis, la recaudación potencial por el Impuesto de Patrimonio, el de Sucesiones y Donaciones, el de Transmisiones Patrimoniales y el de estancias en establecimientos turísticos, los cuatro principales que gestiona la ATC, sería de 2.976,63 millones en 2014, frente a los 2.186,9 millones de recaudación real de ese año.

En un comunicado, el departamento de Economía de la Generalitat ha precisado que la diferencia más grande entre la recaudación real y la potencial se da en el Impuesto de Patrimonio (44,34 %), con un total de 340,90 millones de brecha fiscal.

A juicio el estudio, esta diferencia se explica como consecuencia de los activos financieros localizados en el extranjero y no declarados (58 % de los casos), por la aplicación incorrecta de la exención correspondiente a las participaciones en empresas familiares (37 %) o bien por las joyas, objetos de arte, antigüedades y vehículos incorrectamente declarados (4,76 %), básicamente.

En el caso del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, la brecha fiscal fue ese año de 277,9 millones (41,26 %), según el estudio, debido a la infradeclaración en el Impuesto de Sucesiones (81,13 %), especialmente en bienes localizados y no declarados en el extranjero.

En cambio, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y de Actos Jurídicos Documentados, ligado a la actividad inmobiliaria y que fue el que más recursos aportó a las arcas de la Generalitat, con 1.321 millones en 2014, tuvo la brecha fiscal más reducida (10,43 %), unos 154 millones.

En cuanto al impuesto sobre estancias en establecimientos turísticos, la llamada tasa turística, la brecha fiscal se estima en un 29,11 %, esto es 17 millones.

En este impuesto la brecha fiscal se concentra sobre todo en las viviendas de uso turístico (76,6 %), a las que siguen los hoteles (12,27 %) y otros establecimientos (9,57 %).

Acerca de ProfesionalesHoy 17309 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy