La CEOE afea al Gobierno que recurra a las empresas cuando falta recaudación

Madrid, 14 dic (EFE).- La CEOE ha afeado al Gobierno que el incumplimiento habitual de sus previsiones de ingresos tributarios dé lugar a la adopción de medidas fiscales de urgencia y modificaciones de la normativa, muchas veces de carácter retroactivo y fundamentalmente sobre el impuesto de sociedades.

La patronal ha elaborado un informe sobre “Recaudación tributaria y tributación empresarial”, que fue aprobado ayer en su junta directiva, en el que señala que las previsiones de ingresos tributarios de Hacienda se han incumplido cada año desde 2008, con la única excepción de 2010.

Para este ejercicio, las cifras de recaudación se situarán, según la CEOE, en 198.909 millones de euros, de forma que quedarán 1.800 millones por debajo del récord de 2007, al tiempo que se desviarán de los 200.963 millones previstos en los presupuestos.

“El problema fundamental de ofrecer cifras tan elevadas al elaborar los presupuestos es que, al no cumplirse el presupuesto de ingresos, se acude a la adopción de medidas fiscales de urgencia”, dice la CEOE.

Estos cambios fiscales se concentran sobre todo en el impuesto de sociedades, cuya normativa ha sido modificada más de 60 veces en nueve años, con 12 cambios sólo en los tres últimos años.

En este sentido, la patronal critica que la continua adopción de medidas de urgencia en materia tributaria “es incompatible con la mínima seguridad jurídica exigible por cualquier inversor nacional o extranjero”.

Además, subraya que la técnica legislativa utilizada es “deficiente”, ya que “la inmensa mayoría de estas modificaciones se realizan mediante el mecanismo del real decreto-Ley”.

La recaudación tributaria del impuesto de sociedades alcanzará los 23.469 millones de euros este año, según la CEOE que proporciona datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

De esta forma, continuaría la tendencia al alza de ingresos mediante el impuesto de sociedades que comenzó en 2014, cuando se recaudaron 18.713 millones -si bien el mínimo se marcó en 2010 con 16.198 millones-, al tiempo que contrasta con los 44.823 millones contabilizados en 2007.

La lenta recuperación que ha experimentado en los últimos diez años la recaudación del impuesto de sociedades, con respecto al IRPF, IVA o impuestos especiales, obedece a la bajada del tipo de gravamen (del 35 % de 2007 al 25 % de la actualidad) y a la caída de los beneficios empresariales, dice el informe.

También afectan las bases imponibles, ya que el 63,09 % de las 1.119.867 empresas que declaró el impuesto de sociedades en 2014 (último año disponible) presentaban bases negativas que pudieron compensarse para reducir el pago.

Acerca de ProfesionalesHoy 17352 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy