Bruselas espera que los préstamos dudosos bajen rápido en España tras caer el 11 %

Bruselas, 18 ene (EFE).- La tasa de préstamos deteriorados en España cayó un 11 % entre junio de 2016 y el mismo mes de 2017, desde el 5,9 % hasta el 5,3 % del total de créditos, y la Comisión Europea espera que la reducción continúe “a ritmo rápido”, según un informe publicado hoy.

En el sector privado la proporción de préstamos improductivos -aquellos que acumulan más de 90 días de impago o las entidades consideran irrecuperables- bajó del 7,7 % al 7,1 % en este periodo.

La reducción se dio en todos los tipos de crédito salvo en los destinados al consumo, pero la Comisión señala en su informe que “pese a estas mejoras” el ratio de préstamos deteriorados “sigue siendo alto” en ciertos sectores.

Apunta en concreto a los préstamos ligados a la construcción y al inmobiliario, donde los ratios son del 25,2 % y del 20,8 %, respectivamente.

Con todo, el Ejecutivo comunitario cree que “es probable que la reducción de los préstamos deteriorados en España continúe a ritmo rápido” apoyada por el anuncio de los bancos Santander y BBVA de que venderán a inversores privados buena parte de sus carteras de créditos deteriorados ligados a activos inmobiliarios.

Bruselas señala además que “tras la resolución del Banco Popular algunos bancos han comenzado a acelerar la limpieza de sus balances”.

Los datos se desprenden del primer informe del Ejecutivo comunitario, basado en cifras del Banco Central Europeo (BCE), para evaluar los progresos hechos por los países de la Unión Europea en la reducción de los créditos improductivos que acumula la banca como legado de la crisis, una carga que mina su rentabilidad y capacidad para prestar a la economía real.

En el conjunto de la UE, la tasa cayó del 5,6 % al 4,6 % entre junio de 2016 y el mismo mes de 2017 y un tercio con respecto a las cifras de 2014 (unos 300.000 millones de euros).

Pese a este descenso y a la aceleración del mismo observada en los últimos meses, el volumen de créditos dudosos asciende a 950.000 millones de euros en la UE, y las tasas varían enormemente entre países.

Las más altas se dan en Grecia (46,9 %), Chipre (33,4 %), Portugal (15,5 %) e Italia (12,2 %), países que han atravesado una profunda crisis financiera, mientras que en el lado opuesto, Luxemburgo (0,7 %), Suecia (1,2 %), Finlandia (1,4 %), Reino Unido (1,6 %), Estonia (2,0 %), Holanda (2,3 %) y Alemania (2,3 %) tienen los ratios más bajos.

“El informe de hoy nos dice que el sol ha salido y la niebla se está disipando (…) Continuaremos nuestros esfuerzos para asegurar que nos mantenemos en este camino”, dijo el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrvoskis, en la presentación del documento.

La Comisión puso en marcha en julio de 2017 un plan de acción para atajar el problema y en marzo presentará un paquete legislativo en el que, como medidas más relevante, se introducirán nuevos requisitos para que los bancos hagan provisiones -cantidades para cubrir posibles pérdidas- para cubrir nuevos préstamos dudosos.

Dombrovskis insistió en que los requisitos afectarán solo a nuevos créditos, no a los ya existentes, puesto que “el objetivo es cambiar el comportamiento de los bancos en el futuro”.

Reducir la tasa de créditos dudosos es una prioridad para superar las reticencias a aprobar el Sistema Europeo de Garantía de Depósitos por parte de ciertos países, que exigen un mayor saneamiento del sector antes de aceptar compartir posibles pérdidas futuras.

En este sentido Dombrovskis dijo que ven “progresos” en las negociaciones entre países y Eurocámara y confió en que haya “avances”.

Acerca de ProfesionalesHoy 17824 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy