El Congreso de EE.UU. cada vez más cerca de provocar un cierre del Gobierno

Washington, 18 ene (EFE).- Con la presión de los demócratas en el Senado, el Congreso de Estados Unidos está cada vez más cerca de provocar un cierre parcial del Gobierno federal, ante la falta de consenso entre los dos partidos para lograr una ley presupuestaria que impida que los fondos expiren en la media noche del viernes.

La Cámara Baja aprobó hoy con 230 votos a favor y 197 en contra los fondos para financiar al Gobierno hasta febrero, pero todavía falta el visto bueno del Senado.

Según indicaron hoy fuentes de la Cámara Alta a Efe, los demócratas del Senado dicen contar con los votos suficientes para bloquear la propuesta presupuestaria republicana que ya aprobó la Cámara Baja, habida cuenta de que no incluyen sus principales demandas, como una solución definitiva para los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”.

Las negociaciones sobre el acuerdo migratorio, que rozaban el éxito la semana pasada, saltaron por los aires tras una reunión con el presidente Donald Trump, aumentando la tensión entre demócratas y republicanos.

Aquel acuerdo bipartidista, que fue presentado de igual forma por el grupo de los seis senadores que lo conforman, en principio cumple con los requisitos planteados por el multimillonario, entre los que se encuentra una solución para los “soñadores”, más inversión en seguridad fronteriza, el fin de la “lotería de visados” y no promover “la inmigración en cadena” mediante reagrupación familiar.

El texto de la Cámara Baja que rechazan los demócratas del Senado financiaría el Gobierno hasta el 16 de febrero, incluyendo una extensión de seis años de los fondos para el Programa de Seguro Médico para niños (CHIP, en inglés).

Esa, una de las demandas de los republicanos más moderados y también de los demócratas, aleja los votos de los ultraconservadores, aunque para convencer a estos últimos también se introdujeron recortes para los aportes a la ley de salud implementada por el expresidente Barack Obama.

Los senadores demócratas han aumentado la presión sobre los republicanos y la Casa Blanca para aprobar un acuerdo migratorio bipartidista junto a los presupuestos que incluya un camino a la ciudadanía para los 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”, cuyo alivio de la deportación expira en marzo por orden de Trump.

No obstante, la inclusión de la disposición para los fondos de CHIP pone en una complicada situación a los demócratas, ya que se trata de una cuestión por la que llevan peleando varios meses, después de que los republicanos permitieran que expirara su financiación.

La Casa Blanca expresó su apoyo a la medida de la Cámara Baja este miércoles.

“Los demócratas han secuestrado a los trabajadores de Estados Unidos, incluidos los hispanos, porque no permiten que se tramite un proyecto de ley de gasto sin condiciones”, dijo hoy una alta funcionaria de la Casa Blanca en conferencia telefónica, bajo anonimato.

Respecto al contenido del acuerdo migratorio, la misma fuente indicó que la objeción de la Casa Blanca radica en que a su juicio son insuficientes los fondos planteados para la construcción del muro con México, que los senadores acordaron fijar en algo más de 1.000 millones de dólares, por los 18.000 que pide el Ejecutivo.

Pero los demócratas parecen haberse cansado de negociar presupuestos temporales -este, de aprobarse, sería el cuarto en lo que va de año fiscal-, y de que no sean escuchadas sus demandas, tanto así que han llegado a considerar un juego sucio el hecho de que los conservadores negocien con los fondos destinados a la salud infantil.

En caso de que el Congreso no llegue a un acuerdo, se producirá un cierre del Gobierno parcial, el primero desde el año 2013, y coincidirá con el primer aniversario de la toma de posesión de Trump como presidente mientras los legisladores calientan motores para las elecciones legislativas de noviembre.

Acerca de ProfesionalesHoy 19417 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy