De Guindos esgrime en el PE su gestión de la crisis como aval para ir al BCE

Bruselas, 14 feb (EFE).- El ministro de Economía, Luis de Guindos afrontó hoy su primera prueba en la carrera como candidato a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) con una audiencia en el Parlamento Europeo, dónde esgrimió la mejora de la economía española lograda durante su mandato como aval para ir a Fráncfort.

“Creo que puedo aportar fundamentalmente seis años de experiencia, lógicamente en momentos muy difíciles, un saneamiento sin precedentes de un sistema bancario y lógicamente mi apoyo incondicional al mandato que tiene el Banco Central Europeo”, ha dicho de Guindos a su llegada a la comparecencia.

Los candidatos a la vicepresidencia del BCE – el propio de Guindos y el gobernador del banco central irlandés, Philip Lane- comparecieron hoy a puerta cerrada ante eurodiputados de la comisión de Economía del Parlamento Europeo en un primer encuentro informal con la Eurocámara, previo al nombramiento de uno de ellos por el Eurogrupo el próximo lunes.

Los eurodiputados, que firmaron acuerdos de confidencialidad antes de participar en el debate, no revelaron el contenido de la discusión con los candidatos y decidieron esperar a mañana para transmitir a los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona su valoración sobre los mismos.

“Emitiré un comunicado mañana después de haber hablado con el presidente del Eurogrupo”, se limitó a decir al término de la reunió el presidente de la comisión, el italiano Roberto Gualtieri, quien no reveló si en ese comunicado la comisión expresará su preferencia por uno u otro candidato.

Durante su presentación ante los eurodiputados, de Guindos ha detallado las medidas “no siempre fáciles” que ha tomado en los últimos seis años y cómo estas ha contribuido, en su opinión, a la mejora de la economía española con respecto a 2011, cuando asumió la cartera.

“España crece por encima del 3 %, tiene un sistema financiero saneado, la prima de riesgo en torno a 70 puntos básicos, hay superávit de cuenta corriente y no tenemos burbuja inmobiliaria ni de crédito”, resumió el ministro, quien dijo que esto debe “permitir que España recupere su presencia en las instituciones europeas”.

En la reunión el ministro ha recordado su experiencia en la Unión Europea, dónde es el miembro más veterano del Eurogrupo, ha participado en el diseño de la unión bancaria o gestionado el rescate a la banca española.

De Guindos, cuya candidatura ha sido criticada por suponer el paso de un ministro al comité ejecutivo del BCE, ha asegurado que defenderá la independencia de la institución y argumentado que “haber formado parte de un Gobierno (…) no supone menoscabo alguno de la defensa de la independencia de las autoridades monetarias”, según el discurso difundido por el ministerio de Economía.

Antes de la comparecencia, eurodiputados españoles de los grupos socialista y de los Verdes en el PE criticaron que el Gobierno no consensuase en el Congreso la candidatura del ministro.

“Creemos que el Gobierno no ha gestionado esta candidatura como debería(…) No se puede presentar una candidatura pidiendo el apoyo del principal partido de la oposición sin consultarlo, sin estudiar las posibilidades de buscar un perfil eminentemente profesional”, dijo el socialista Jonás Fernández.

El PSOE ha anunciado que no respaldará la candidatura de Guindos, si bien los gobiernos socialistas de Portugal, Eslovaquia y Malta han anunciado su apoyo al español.

Los socialistas insisten en que están a favor de otra lista de candidatos, puesto que los países no atendieron a la llamada de la Eurocámara para presentar mujeres candidatas, pero según fuentes parlamentarias no se llegará al punto de declarar no aptos a ambos candidatos.

Por su parte, el eurodiputado de En Común Podem Ernest Urtasun señaló que los Verdes no apoyan a De Guindos porque su llegada al BCE supondría “la politización de la institución” al tratarse de un ministro, así como porque el balance de su gestión del sistema financiero español “es muy negativo”.

En todo caso, el papel de la Eurocámara en la elección es solo consultivo: el próximo 26 de febrero está prevista una nueva audiencia con candidato designado por el Eurogrupo tras la cual el Parlamento emitirá después una opinión, pero esta no es vinculantes y no podría vetar el nombramiento.

Tras el nombramiento el lunes por el Eurogrupo, para el que se necesita al menos el apoyo de 14 países de la eurozona, el Consejo de Ministros de Economía de toda la UE hará la designación formal al día siguiente.

El último visto bueno tendrá que darlo la cumbre de líderes de la UE del 22 y 23 de marzo, de modo que el sucesor de Vítor Constancio asuma su cargo el 1 de junio.

Acerca de ProfesionalesHoy 20492 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy