Armadores auguran una crisis diplomática con Marruecos si no se renueva el acuerdo

Dajla (Sáhara Occidental), 16 feb (EFE).- Los profesionales de la pesca españoles expresaron hoy desde Dajla (sur del Sáhara Occidental) su inquietud por la posible no renovación del Acuerdo de Pesca entre Marruecos y la Unión Europea (UE), y auguran una crisis diplomática con el país magrebí si el acuerdo no se renueva.

“Yo preveo una crisis diplomática muy importante entre la Unión Europea y Marruecos porque se consideraría como una ofensa para el Reino de Marruecos”, dijo el presidente de la patronal europea de armadores Europêche, Javier Garat.

Garat hacía referencia al fallo judicial del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del 27 de febrero próximo, que dictaminará sobre si el Acuerdo puede o no aplicarse a aguas del Sáhara Occidental (cuya soberanía está aún pendiente de ratificación en la ONU), un asunto sobre el que Marruecos siempre se ha mostrado intransigente.

En un encuentro celebrado hoy entre los profesiones de pesca europeos (España, Holanda, Letonia y Lituania) y de Marruecos en la ciudad saharaui, Garat sostuvo que en caso de no renovación del acuerdo, la reacción de Marruecos podría traducirse en una posible expulsión de todos los buques comunitarios que están faenando en sus aguas, sean o no saharauis.

El TJUE tiene que dar su veredicto después de que el abogado general, Melchior Wathelet, asegurase el pasado enero que el acuerdo “no es válido” por aplicarse al Sáhara Occidental y a las aguas adyacentes. Las opiniones de los abogados suelen seguirse en la mayoría de los casos.

Garat expuso el interés de este acuerdo para Europa, y detalló que la flota europea pesca actualmente 83.000 toneladas anuales, con un valor de 80 millones de euros, en el marco de este acuerdo.

Pese a la importancia del acuerdo para la flota española, la flota no española captura un 90% del volumen total de pesca contemplado en el acuerdo.

“Por cada euro invertido por la UE se han generado 2,78 de euros de valor añadido para el sector pesquero europeo; y de las 70 licencias de las 126 disponibles se han generado 500 puestos de trabajo estables de marineros en la UE y 200 por marineros marroquíes para mejorar su nivel de competencia”, aseveró Garat.

Tanto Garat como los profesionales de pesca europeos y marroquíes instaron a los juristas europeos a no tomar en consideración las “razones políticas” a la hora de formular su veredicto.

En este sentido, el representante de los armadores holandeses, que asistió al encuentro de hoy, insistió en que el TJUE tenga en cuenta la opinión técnica de los profesionales de pesca.

Por su parte, el presidente de la Federación Andaluza de Armadores, Pedro Maza, dijo que en caso de una no renovación del acuerdo de pesca habrá un conflicto en el mismo sector pesquero entre españoles y marroquíes sobre la soberanía de las aguas del Estrecho.

Maza subrayó que la flota andaluza de mediano porte que trabaja en el Estrecho y en el norte del Atlántico faenan en “normalidad absoluta” con los pescadores marroquíes, una convivencia que según él, está “facilitada por el acuerdo de pesca actual”.

El acuerdo actual expira el próximo 14 de julio, pero ahora hay temor incluso por la validez del actual si el fallo del TJUE es contrario a que incluya las aguas del Sáhara.

En cuanto a los profesionales pesqueros marroquíes, insistieron en la seguridad que supone este acuerdo tanto para Europa como para su país y las oportunidades de cooperación profesional que se consolidan entre los marroquíes y europeos gracias al acuerdo.

Por su parte, el copresidente marroquí de la Comisión euromarroquí de los profesionales de pesca, Omar Akouri, criticó que el abogado general desconoce la realidad e impacto de este acuerdo sobre la población local saharaui.

La misma crítica fue dirigida por Mohamed Lamin Hormatolah, representante de la Patronal marroquí en el Sáhara, quien subrayó que la región saharaui recibe “siete veces más de inversiones públicas por habitante que la media nacional”.

“El 70% de los saharauis viven en el Sáhara, no me cabe duda que el señor Wathelet pretende empobrecernos y relegarnos a la exclusión”, lamentó.

Marruecos ha organizado un viaje a Dajla para medios internacionales, en el que está tratando de demostrar que el destino de la dotación financiera del acuerdo pesquero va a proyectos e infraestructuras de la región del Sáhara.

Las autoridades locales indicaron que Marruecos captura anualmente unas 600.000 toneladas anuales de pescado, esencialmente de pequeños pelágicos, lo que supone el 2 por ciento del producto interior bruto (PIB) nacional. La mitad de esta producción procede de la región de Dajla (con 667 kilómetros de costas y 143.000 habitantes).

Sin embargo, el presidente de la Comisión Regional de Derechos Humanos (oficial), Mohamed Elamine Semlali, lamentó en declaraciones a Efe la poca transparencia con la que Marruecos gestiona la dotación financiera del acuerdo.

Acerca de ProfesionalesHoy 20508 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy