MásMóvil pierde un 76 % más en 2017, hasta 102,8 millones, por extraordinarios

Barcelona, 28 feb (EFE).- El grupo MásMóvil perdió 102,8 millones de euros en 2017, el 76 % más de lo que perdió en 2016, lastrado principalmente por el impacto en la contabilidad del convertible de ACS, ha informado la compañía.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), MásMóvil, que adquirió Yoigo y Pepephone en 2016, ha informado de que, sin estos impactos extraordinarios, tuvo un beneficio neto ajustado de 96,6 millones en el ejercicio 2017, frente a las pérdidas de 36,6 millones de 2016.

MásMóvil ha explicado que las cuentas se han visto influidas en 142 millones por la contabilidad de la deuda convertible en manos de la constructora ACS (accionista histórico de Yoigo), tras el acuerdo para refinanciarla de julio pasado, a lo que se suma otros impactos negativos, como los intereses de los convertibles de Providence y de ACS por 22 millones.

Además, otros extraordinarios que afectan son costes no recurrentes por 22 millones, la amortización de la base de clientes adquirida, por un total de 21 millones, o el ajuste por el impacto fiscal por 19 millones.

En el cuarto trimestre, la compañía tuvo un beneficio neto reportado de 45,3 millones, frente a las pérdidas de 39,4 millones del mismo periodo de 2016.

En 2017, la compañía tuvo unos ingresos de 1.301 millones, un 16 % más, y un resultado bruto de explotación (ebitda) recurrente de 238,1 millones, un 100 % más y con lo que supera su previsión para este ejercicio, situada en un ebitda recurrente de 235 millones.

Para el ejercicio 2018, la compañía espera conseguir un ebitda recurrente de 300 millones de euros y unas inversiones netas de 305 millones relacionadas con la construcción de la red propia de fibra, a la que quiere añadir 3 millones de unidades inmobiliarias gracias a la revisión de los acuerdos con Orange anunciada este martes.

En cuanto a las previsiones para 2020, MásMóvil prevé lograr un ebitda recurrente de 460-480 millones, lo cual supone doblar el alcanzado en 2017 (238 millones).

La deuda neta del grupo a finales de 2017, excluyendo los convertibles en circulación, es de 265 millones de euros y de 519 millones incluyendo dichos convertibles.

En cuanto a clientes, la compañía ha asegurado que sobrepasado sus expectativas al añadir en 2017 un total de 946.000 nuevos clientes de móvil pospago y banda ancha.

A finales de 2017 el grupo tenía 5,51 millones de líneas totales, un 25 % más que hace un año.

Acerca de ProfesionalesHoy 20924 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy