China será menos dependiente de los estímulos monetarios, según el banco central

Pekín, 9 mar (EFE).- El Banco Popular de China (central) adelantó hoy que la economía del país dependerá menos de sus inyecciones monetarias en el futuro, aunque eso no implicará necesariamente una reducción de la liquidez disponible.

En una rueda de prensa en Pekín, el gobernador del PBOC (por sus siglas en inglés), Zhou Xiaochuan, repasó las principales medidas de política monetaria llevadas a cabo por la institución en 2017 y avanzó nuevas políticas para fusionar los órganos de regulación financiera del país y mejorar la coordinación entre ellos.

Según los expertos, todo parece apuntar a una unificación del regulador del sector bancario y del de seguros, y a que todos los órganos encargados de la regulación quedarán bajo el paraguas del banco central o la Comisión de Desarrollo y Estabilidad Financiera, una agencia constituida recientemente que comparte oficina con el PBOC.

Zhou, que cuenta con una experiencia de dieciséis años al frente del banco central y se espera que abandone su puesto en los próximos días, afirmó que la institución trabajará para mejorar la apertura de la economía, internacionalizar el yuan (o “renminbi”), controlar los riesgos y contribuir a la reducción del endeudamiento del país.

“Permitiremos que las instituciones financieras extranjeras se establezcan en China y que las instituciones chinas se conviertan en internacionales”, afirmó ante la prensa en una sesión enmarcada en el plenario de la Asamblea Nacional Popular, poder legislativo del país que celebra estos días su reunión anual más importante.

El presidente del PBOC destacó que China ya ha dado importantes pasos para abrir su economía y que ha trabajado los últimos años para internacionalizar su divisa, permitiendo su uso en inversiones comerciales o al conseguir en 2015 que fuera incluida en la cesta de monedas que el Fondo Monetario Internacional (FMI) utiliza para calcular los derechos especiales de giro, su divisa interna.

China llevará a cabo un proceso gradual para darle “nuevos usos” al yuan, destacó Zhou, y buscará más conexiones con los principales mercados de capitales del mundo.

Ante la inquietud de los medios sobre el nivel de deuda de la economía del país asiático, el gobernador aseguró que se ha producido una estabilización en el ritmo de crecimiento del endeudamiento y explicó que el apalancamiento del sistema financiero también se está equilibrando.

En este sentido, destacó la labor de las autoridades para restringir el negocio de la llamada “banca en la sombra” (del inglés “shadow banking”), que concede préstamos fuera de balance sin regirse por la regulación bancaria y contribuye el apalancamiento del sistema.

También aludió al papel de las criptomonedas, que cree que en el futuro tendrán un papel cada vez más relevante en detrimento del dinero fiduciario, pero que en su opinión entrañan riesgos y dificultan la protección de los consumidores.

Zhou, de 70 años, es el Gobernador que más años ha dirigido el Banco Popular de China, pero se espera que abandone su cargo antes de que termine el pleno de la ANP el próximo 20 de marzo y dé paso a su sucesor, cuya identidad aún no se ha revelado.

Acerca de ProfesionalesHoy 19472 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy