La automoción europea se impacienta por la falta de claridad sobre el “brexit”

Bruselas, 19 mar (EFE).- La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) reconoció hoy que el sector está nervioso por la falta de claridad sobre el “brexit” y pidió a Londres y Bruselas que mantengan el reconocimiento mutuo de homologaciones, eviten trabas aduaneras y recalculen los objetivos climáticos del sector.

“No va a haber ganadores, todo el mundo va a perder”, aseguró en rueda de prensa el secretario general de la ACEA, Erik Jonnaert, quien señaló que la prioridad para los fabricantes pasa por que se mantenga el actual “statu quo”, que permite que un vehículo certificado técnicamente en cualquiera de los 28 Estados miembros de la Unión Europea (UE) puede comercializarse en toda ella.

De esa forma, en línea como ocurre ahora entre la UE y Suiza, se evitaría duplicar costes que oscilan entre los 450.000 y 600.000 euros por cada versión de cada modelo de vehículo “aprobado”, a lo que se sumarían los cambios en el diseño que pudiera requerir una u otra legislación.

El representante del motor europeo en Bruselas, sede de las instituciones comunitarias, se refirió también al perjuicio potencial que las fronteras comerciales entre el Reino Unido y la Unión Europea supondrían para el sector, tanto en tarifas aduaneras como en el impacto de los controles sobre la productividad.

El peor de los escenarios para la industria sería un divorcio sin acuerdo sobre la ruptura y sin pacto comercial para el futuro, de forma que se tendrían que tomar como base las tarifas de la Organización Mundial del Comercio (OMC): un 10 % para los coches, un 22 % para los vehículos comerciales y entre el 3 y el 4 % para los componentes.

Jonnaert recordó que cada vehículo cuenta con unas 6.000 partes y componentes y que muchas veces estas viajan varias veces dentro de la UE en el proceso de fabricación, por ejemplo, cuando una pieza “vine de Francia, se procesa en el Reino Unido, pasa a Alemania y de ahí se exporta”.

La ACEA desearía que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y el mercado único tras el “brexit” (salida británica del bloque de la UE), si bien parece que Londres rechaza que el Reino Unido tenga, para ello, que acatar la normativa comunitaria y someterse a los tribunales europeos al tiempo que pierde su voz política en Bruselas.

“Tomamos nota de estas declaraciones que siguen llegando, pero lo que necesitamos son resultados”, añadió Jonnaert, que pidió pragmatismo ante la separación del Reino Unido de la UE, cuya fecha está fijada para el 29 de marzo de 2019, dentro de un año.

El tercero de los puntos clave para la ACEA son los objetivos climáticos del sector automovilístico para 2021, calculados en su día con una media por flota para cada constructor europeo con el Reino Unido dentro del global

Como el Reino Unido es uno de los países más avanzados en motores menos contaminantes, su salida obligaría a recalcular todo el esquema para el resto de la UE.

“Haremos lo que tengamos que hacer” para alcanzar los objetivos, señaló el máximo responsable de la ACEA, quien insistió en que la industria necesita conocer cuanto antes el marco institucional de un sector que aporta 12,6 millones de empleos directos e indirectos y genera un superávit comercial de unos 90.000 millones de euros para la Unión Europea.

“La esperanza nos mantiene vivos, también en el ‘brexit'”, agregó Jonnaert, quien sentó las prioridades de la ACEA en la misma jornada en la que los negociadores jefes de Londres y Bruselas darán cuenta del estado de las conversaciones, a tres días antes de que los líderes de la UE se reúnan en Bruselas el próximo jueves y viernes.

Por Javier Albisu

Acerca de ProfesionalesHoy 19436 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy