El acuerdo definitivo para la operación Chamartín prevé 10.510 viviendas

Madrid, 17 abr (EFE).- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado hoy el acuerdo alcanzo con el Ayuntamiento de Madrid y la promotora Distrito Castellana Norte sobre la operación Chamartín que implica la construcción de 10.510 viviendas en el norte de Madrid, frente a las 17.000 previstas inicialmente.

“Madrid nuevo norte” reduce la edificabilidad a 2,6 millones de metros cuadrados frente a los 3,3 millones iniciales, donde se desarrollarán unas 10.500 viviendas, un centro de negocios de un millón de metros cuadrados, y la reforma de la estación de trenes de Chamartín.

Se prevé que la aprobación inicial del plan, que ayer fue registrado, se dé en Junta de Gobierno en julio, mientras que el Pleno lo debatirá en diciembre. Para su aprobación definitiva es necesario el visto bueno de la Comunidad de Madrid.

La mayoría de las viviendas se construirán en el norte de la M-30, 7.910, mientras que en el sur habrá más uso empresarial, aunque se construirán 2.600 viviendas. El 20 % de todos los inmuebles construidos, unas 2.100, serán de protección oficial.

El uso empresarial será de un total de 1.480.000 metros cuadrados, un millón en el centro financiero y 180.000 metros en la propia estación.

Además se soterrará el tráfico rodado en el norte de la Castellana, que se peatonalizará entre la intersección con Sinesio Delgado y el nudo norte de la M-30, se construirá una estación de autobuses en Chamartín y se soterrará parte de las vías en la colonia de Begoña.

Durante un desayuno informativo de Europa Press, De la Serna ha destacado la “transcendencia histórica” de este acuerdo.

Sobre la menor edificabilidad respecto al acuerdo de julio de 2017, de 500 viviendas y 167.000 metros cuadrados, se debe sobre todo a que ésta “se mueve” respecto al acuerdo marco inicial.

“La modificación puntual del PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) va a un nivel de detalle tal que permite que luego, una vez aprobado inicialmente, la tramitación sea muy sencilla”, ha asegurado de la Serna.

El ministro de Fomento ha añadido que espera que el “respaldo político” obtenido hasta ahora “se mantenga a través de la gestión administrativa”.

Por su parte, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible de Madrid, José Manuel Calvo, ha destacado que este plan adapta la edificabilidad a la “capacidad real del territorio” y prioriza el interés general con viviendas sociales.

Desde Málaga, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha celebrado que este proyecto se haya desbloqueado y ha defendido que es más “social” y “sostenible” que el del PP.

Para la regidora, la reforma de Chamartín debe ser la “punta de lanza” de este plan, cuya primera piedra se podría poner dentro de cuatro o cinco años, según ha indicado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible.

El acuerdo es un paso “bueno” para Madrid aunque “lo importante es que el Ayuntamiento dé la aprobación inicial lo antes posible”, ha asegurado a Efe el presidente de la promotora (DCN), Antonio Béjar.

La reforma para el norte de Madrid se concibió en 1993 y se aprobó en 1997. Tras varios varapalos judiciales, la alcaldesa Ana Botella (PP) lo reactivó en 2015 en los últimos coletazos de su Gobierno, pero la operación fue rechazada en mayo de 2016 con los votos de PSOE y Ahora Madrid y con Carmena como alcaldesa.

En julio del año pasado se alcanzó un nuevo pacto que ahora se concreta en el inicio de la tramitación administrativa.

Acerca de ProfesionalesHoy 18956 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy