Egipto, un nuevo suministrador de gas para garantizar la seguridad de la UE

El Cairo, 24 abr (EFE).- El comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, destacó hoy en El Cairo la importancia de que Egipto se convierta en un nuevo proveedor de gas para la Unión Europea (UE) para garantizar su seguridad energética.

“Tener un nuevo suministrador de gas en el Mediterráneo es fundamental para la seguridad del abastecimiento. Siempre hemos dicho que ningún país puede tener únicamente un único suministrador o una única ruta de abastecimiento”, dijo Cañete a un grupo de periodistas antes de poner fin a un viaje de tres días a Egipto.

Preguntado por las tensiones entre Bruselas y Moscú, Cañete subrayó: “Rusia será siempre un gran suministrador para la UE, pero lo que no podemos permitirnos como UE es depender de un único abastecedor, sobre todo, cuando en ocasiones utiliza el gas como un arma política”.

“Por eso hemos llevado una política de diversificación de las fuentes de suministro”, dijo el responsable europeo, que destacó el gas proveniente de Azerbaiyán, de Noruega y el que se bombea desde Argelia.

Se espera que Egipto pueda lograr la autosuficiencia energética para finales de 2018 y que, a partir de entonces, comience a exportar gas.

Arias Cañete insistió en la importancia de apoyar a Egipto y de acompañarle para crear las condiciones de un mercado transparente que le permita convertirse en un centro energético, no solo de gas, sino también de energías renovables.

También destacó la importancia de involucrar al sector privado en este proceso y de que Egipto se comprometa con la transparencia y profundice en la eficiencia energética para el éxito de este proyecto.

Además, indicó que las primeras exportaciones se harían a partir de la plantas de licuefacción de gas existentes en el país hasta que se complete el gasoducto EastMed, que pretende unir Israel, Chipre y Egipto con Italia.

Egipto, que planea la construcción de una planta nuclear en la costa mediterránea con la ayuda de Rusia, se ha marcado como objetivo producir un 20 por ciento de su energía a través de energías limpias para 2022 y aumentar este porcentaje hasta el 42 por ciento en 2033, un plan calificado de “muy ambicioso” por Cañete, que en todo momento se mostró entusiasmado con los planes energéticos del Gobierno egipcio.

Este lunes, el comisario de la UE firmó con Egipto un memorando de entendimiento en cuestiones de energía para reforzar la cooperación bilateral.

El acuerdo “contribuirá al cumplimiento de los objetivos estratégicos de la UE de mejorar la seguridad del suministro y la diversificación, así como para promover el desarrollo sostenible de ambas partes y acelerar la transición hacia una economía de bajas emisiones en dióxido de carbono”, aseguró un comunicado difundido tras la firma.

Egipto, hasta ahora importador neto de energía, comenzó en diciembre de 2017 la explotación del yacimiento de Zohr, el mayor descubierto en el Mediterráneo y operado mayoritariamente por la compañía italiana ENI, lo que le permitirá volver a sumarse al club de países exportadores.

El yacimiento de gas se encuentra a 190 kilómetros al norte de la ciudad de Port Said (noroeste) y según la compañía tiene un potencial de más de 850.000 millones de metros cúbicos de gas, lo que equivale a 5.500 millones de barriles.

Acerca de ProfesionalesHoy 20976 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy