La OCDE pide a España menos ayudas a la contratación y más apoyo al desempleado

Madrid, 26 abr (EFE).- La OCDE cree que España debería intensificar el apoyo a los desempleados, reducir el uso de ayudas a la contratación y mejorar la formación profesional, entre otras reformas para contribuir a la creación de empleo y cerrar la brecha entre la oferta y la demanda de competencias en el mercado laboral.

La OCDE ha publicado hoy su informe “Getting Skills Right: Spain”, en el que señala que España se enfrenta a la escasez de competencias básicas relacionadas con el razonamiento matemático y la comprensión lectora, así como de competencias y habilidades cognitivas superiores, incluso entre los graduados universitarios.

Al mismo tiempo, señala el informe, la sobrecualificación es elevada, ya que un 22 % de los trabajadores tienen una cualificación superior a la que requieren sus puestos de trabajo, por encima de la media europea que está en el 15 %.

Para reducir estos desequilibrios, la OCDE apuesta por una reforma educativa que impulse la formación profesional y su conexión con el mundo de la empresa, de manera que la oferta educativa y formativa se ajuste a la demanda del mercado laboral.

También recomienda que la financiación pública dirigida a la formación de empleados y trabajadores se centre en competencias y cualificaciones con gran demanda y que se “asista” a las pymes en la organización e implementación de la formación en el puesto de trabajo.

Asimismo, dice que España debería considerar una formación de competencias básicas para adultos más flexible, fuera del sistema de educación formal y en un formato compatible con los horarios de trabajo.

Además, el organismo asegura que pese al persistente desempleo que hay en España, el país gasta “relativamente poco” en formación y asistencia en la búsqueda de empleo para desempleados.

Aboga por reducir las ayudas a la contratación “que pueden generar efectos de sustitución importantes si no están bien dirigidas” y por utilizar esos recursos para aumentar las competencias de los demandantes de empleo.

Al respecto, el estudio señala las debilidades de un servicio público de empleo que está sobrecargado (un trabajador por cada 721 demandantes de empleo en España, frente a menos de 50 en Alemania), en el que los tiempos de espera son largos y no se da prioridad a los demandantes de empleo más desfavorecidos.

La OCDE sugiere una mayor colaboración entre las distintas administraciones para un mejor uso de la información sobre los desempleados que permita evaluar y anticipar sus necesidades de formación.

Pone como ejemplo la posibilidad de crear una entidad independiente responsable de elaborar la información sobre necesidad de competencias y de coordinar su uso en la formulación de políticas.

Por otra parte, el informe incide en que en España la reconversión profesional de adultos está vinculada a las empresas en lugar de a las personas, lo que puede “inhibir” la transición desde sectores y ocupaciones de baja demanda a otras de alta demanda.

Durante la presentación del informe en Madrid, la directora adjunta de Educación y Competencias de la OCDE, Montserrat Gomendio, ha afirmado que las políticas implementadas en los últimos años están dando frutos y ha destacado la modernización de la formación profesional y el nuevo modelo de formación profesional dual, “cuyo impacto sobre el descenso del abandono educativo temprano ha sido notable”.

No obstante, menos del 1 % de las empresas españolas participan en la FP dual, que permite formarse y trabajar al mismo tiempo, y la matriculación sigue siendo baja.

Gomendio ha señalado los grupos más vulnerables en la adaptación a la digitalización y la globalización son los ninis (jóvenes que ni estudian ni trabajan), los desempleados de larga duración y los adultos con bajos niveles de competencias, ha informado la OCDE en un comunicado.

Acerca de ProfesionalesHoy 19391 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy