La Autoridad Fiscal ve difícil lograr equilibrio presupuestario en 2021

Madrid, 9 may (EFE).- La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ve “difícil” que el conjunto de las administraciones logre equilibrio presupuestario en 2021, como prevé el Gobierno, si no incorpora medidas adicionales.

En ausencia de medidas adicionales a las ya propuestas, la tendencia de ingresos y gastos hasta 2021 plantea dificultades para lograr acabar con el déficit, ha avanzado hoy el presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, durante su comparecencia en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados.

Esta previsión de corrección del déficit está recogida en el programa de estabilidad remitido por el Gobierno a la Comisión Europea la pasada semana, que todavía está pendiente de análisis por parte de la AIReF.

Aunque no ha querido pronunciarse sobre el contenido del programa, Escrivá ha instado a “reflexionar sobre el ritmo al que uno puede hacer los esfuerzos fiscales” porque en ocasiones el “exceso de ambición” lleva a incumplimientos, lo que “erosiona la credibilidad” de las propias reglas fiscales.

El presidente de la AIReF ha cuestionado incluso el propio horizonte temporal del programa de estabilidad, que en su opinión debería asimilarse al modelo holandés, por el que el periodo de planificación coincide con la legislatura.

Su ánimo reformista se ha dirigido principalmente a la ley de estabilidad, que en su opinión requiere una revisión una vez que han pasado “una serie de años” desde su puesta en marcha.

Así, ha criticado los cortos plazos para los objetivos cuando algunos, principalmente la deuda pública, deberían establecerse a plazos mucho más largos.

En ese sentido, ha considerado que España lograría el objetivo europeo de situar la deuda pública en el 60 % del PIB en 2035 si cumpliera de forma estricta la disciplina fiscal, aunque ve más probable que factores económicos adversos anclen el déficit público en el 2 % del PIB, lo que estabilizaría la deuda pública en el 85 % del PIB.

También ha reclamado que los objetivos de reducción del déficit público por subsectores sean realistas y estén motivados y repensar la forma de aplicar la regla de gasto, que impide aumentar el gasto de cada administración por encima de una determinada referencia.

En ese sentido, se ha mostrado partidario de permitir inversiones sostenibles a los ayuntamientos con superávit sin incumplir la regla de gasto, aunque ha reclamado “dar visos de permanencia a este tipo de decisiones” para que no se circunscriban al presupuesto.

En cualquier caso, Escrivá observa un “desajuste” entre la capacidad de generación de ingresos de los ayuntamientos, mayor que en otras administraciones, y sus competencias, inferiores, lo que los deja en una posición económica saneada.

Por ello, tendría “sentido” derivar a los ayuntamientos nuevas competencias, en particular relacionadas con la dependencia o la asistencia social, que tienen un carácter más local.

El diputado del PP Miguel Ángel Paniagua ha defendido que la renegociación de los objetivos de déficit público ha “venido bien” a la economía, mientras la diputada socialista Patricia Blanquer ha cuestionado el cumplimiento del objetivo de déficit público de este año ante factores económicos adversos y la adopción de nuevas medidas de gasto.

De la misma manera, la diputada Alicia Ramos (Unidos Podemos) ha preguntado si las “noticias” sobre el precio del petróleo o la subida de las pensiones permitirán cumplir el presupuesto y el diputado de Ciudadanos Toni Roldán ha aplaudido la metodología de la AIReF de evaluar el resultado de las medidas puestas en marcha.

Acerca de ProfesionalesHoy 20902 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy