La menor subida de precio de los alimentos enfría la inflación china en abril

Pekín, 10 may (EFE).- El índice de precios al consumidor (IPC) de China se ralentizó en abril con una subida del 1,8 % interanual, tres décimas por debajo del incremento de marzo y el menor aumento desde enero, debido sobre todo a un incremento más moderado en los precios de los alimentos.

Éstos subieron un 0,7 %, frente al incremento del 2,1 % que habían experimentado en marzo, según los datos divulgados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas.

En concreto, el precio de las verduras frescas subió un 8,2 %, seis décimas menos; el de la fruta un 4,2 %, frente al 7,4 % de marzo; y los huevos se apreciaron un 14,9 % en comparación con el 17,6 % de marzo.

De forma paralela, el precio de la carne de cerdo agudizó su caída, del 12 % del mes anterior al 16,1 % en abril, mientras que sí aumentó el precio de la leche, un 0,7 % -tres décimas más- y se mantuvo el del tabaco en un 0,1 %.

La consultora Capital Economics pronostica, no obstante, que la carne de cerdo podría subir de precio en los próximos meses si se aplican los aranceles a la importación de este producto procedente de EEUU, tal y como ha anunciado el Gobierno chino en respuesta a las tarifas que quiere imponer el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Una posible restricción de las importaciones de soja y carne de cerdo procedente de EEUU supondrá un riesgo de aumento de la inflación”, alertó hoy en un análisis Julian Evans-Pritchard, economista jefe para China de la firma.

No obstante, a pesar de este riesgo, la firma espera “que se reduzca la presión sobre los precios” y que el IPC “se mantenga cercano a las tasas actuales en los próximos trimestres”.

“Un alivio de la presión sobre el precio daría al Banco Popular de China (central) amplio margen de maniobra para flexibilizar su política monetaria este año, en respuesta al enfriamiento de la actividad económica”, añadió.

El Gobierno chino confirmó en abril, al presentar los datos de crecimiento de su producto interior bruto de 2017, que mantenía el objetivo de inflación en el entorno del 3 % para 2018, una meta que no se llegó a alcanzar el año pasado, cuando el IPC se incrementó un 1,6 %.

Según los datos divulgados hoy por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), la inflación de productos no alimentarios se mantuvo plana en abril respecto a marzo, con una subida del 2,1 %, mientras la inflación principal (que no tiene en cuenta ni la apreciación de alimentos ni de energía) tampoco varió respecto al mes previo, con un aumento del 2 %.

El precio de la ropa subió un 1,1 % y el de los alquileres un 2,2 %, en línea con los incrementos del mes anterior.

Menor fue la subida de precios de bienes domésticos (que se apreciaron un 1,5 %, una décima menos); y de bienes y servicios de educación, cultura y entretenimiento (cuyo precio subió un 2 %, dos décimas menos). El precio del transporte y las comunicaciones subió un 1,1 %, 8 décimas más que en marzo.

El índice de precios a la producción (IPP), que mide la inflación mayorista y también se conoció hoy, puso fin a cinco meses consecutivos de caídas con un aumento del 3,4 % interanual, tres décimas superior al de marzo.

Este indicador se vio impulsado por el crecimiento del precio de las materias industriales, sobre todo del sector minero, aunque los expertos vaticinan que volverá a terreno negativo de aquí a finales de año.

Acerca de ProfesionalesHoy 20976 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy