Los sindicatos avisan de que no aceptarán pacíficamente un desacuerdo salarial

Madrid, 22 may (EFE).- Los sindicatos se han concentrado hoy en más de 50 ciudades ante las sedes de las patronales para avisar a los empresarios de que en materia salarial “no aceptarán cualquier acuerdo ni un portazo”, es decir, que “no habrá un desacuerdo pacífico” como el año pasado, sino que crecerá la conflictividad.

En la concentración de Madrid, a la que han acudido los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, miles de personas han exigido salarios dignos a la CEOE, con pancartas en las que se podía leer “no somos esclavos, somos profesionales” y al grito de “huelga general”.

Tras el choque de posturas de la reunión mantenida ayer, nueve meses después de que comenzaran a negociar, los sindicatos se han plantado hoy a las puertas de la CEOE para exigir a voz en grito un alza salarial que evidencie un reparto de la riqueza y una recuperación del poder adquisitivo.

De lo contrario, han amenazado a la patronal con más movilizaciones, continuando el próximo 16 de junio, hasta que sea consciente de que “esto no acaba con un hasta luego, acaba con un acuerdo. Tienen que entender cuál es la situación real que se vive en el país”.

“La patronal tiene que ser consciente de que por muchas tretas que utilice finalmente se va a encontrar con la realidad pura y dura”, ha dicho Álvarez, que es que España “es un país que crece, en el que unos pocos están ganando mucho dinero, en el que cientos de miles de personas tienen unos salarios de miseria, indignos”.

La negociación salarial está enrocada entre CEOE y los sindicatos, con posturas que oscilan entre un aumento de hasta un 2 %, más un alza adicional (que podría ser de 1 punto), de la parte empresarial, y un alza de un 3,1 %, con un salario mínimo de 1.000 euros y una cláusula de garantía salarial, del lado sindical.

En un comunicado, la patronal indicaba ayer que los salarios más bajos subirían con más fuerza que el resto, algo que ha sido criticado por Álvarez, ya que apenas supondría una mejora de 15 euros para un sueldo de 750 euros mensuales.

Para el líder de CCOO, la patronal está llevando a cabo “la estrategia del calamar”, porque “miente” y expulsa tinta para confundir al país huyendo así de la responsabilidad que tiene para que los salarios suban, mientras que atribuye el bloqueo de la negociación “a la intransigencia de los sindicatos”.

“No es verdad que no haya dinero para subir los salarios ni que ello suponga un problema económico para empresas”, ha dicho Sordo, porque ganan 36.000 millones de euros más que antes de la crisis y reparten dividendos por 17.000 millones más, mientras que la remuneración de los asalariados ha caído en 10.000 millones.

“No es de recibo que se produzcan más bienes y servicios que en 2008 y solo se haya recuperado el 43 % de las horas trabajadas, cuando ni siquiera hay los 20 millones de ocupados que había entonces”, ha denunciado Sordo.

Además, ha añadido que subir los salarios no sólo responde a un asunto de “justicia social”, sino de “eficacia económica”, porque España “está condenada al fracaso” si fía su crecimiento al precio del petróleo, la política monetaria y el precio de dinero.

Desde el Gobierno, el ministro de Economía, Román Escolano, se ha mostrado “favorable” a una mejora salarial, sobre todo, en los sectores donde haya buena situación económica y donde las empresas “lo puedan asumir”.

“Hay sectores muy competitivos que están yendo muy bien y donde es legítimo aspirar a subidas salariales que reflejen el mayor crecimiento de la productividad y la mejor situación de las empresas”, ha añadido.

Los líderes de UGT y CCOO han criticado a las Administraciones por su responsabilidad en la situación actual, por segregar la actividad y trasladar los ajustes presupuestarios a los empleados de las empresas que contratan para hacer estos trabajos.

Acerca de ProfesionalesHoy 19922 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy