El olor a galleta de toda una comarca cumple 125 años

Palencia, 27 may (EFE).- La empresa Galletas Gullón cumple 125 años tirando de la economía de toda una comarca, en el norte de Palencia y sur de Cantabria, donde cuenta con unos 1.400 empleos, la mitad de ellos mujeres, y aporta al ambiente un olor a galleta que impregna a toda una comarca.

Fue José Gullón quien, en 1892, puso la primera piedra de una historia que hoy sigue alimentando la cuarta generación de la familia Gullón en el polígono industrial del municipio palentino de Aguilar de Campoo.

Una historia centenaria que nació en un pequeño obrador situado en la Plaza Mayor de Aguilar de Campoo, donde José Gullón amasaba unas pastas poco conocidas entonces, que se colaron en la Casa Real, en tiempos de Alfonso XIII, y que hoy han llegado a formar parte de la dieta de muchas familias.

Aquella galletera, que sobrevivió al desabastecimiento impuesto durante la Guerra Civil porque estaba estratégicamente situada en una zona de gran producción de trigo, ha seguido dando ejemplo de coraje y valentía a lo largo de décadas en las que ha apostado por diversificar e innovar para llegar al futuro sin perder de vista las raíces.

En 125 años de trayectoria Galletas Gullón se ha convertido en un ejemplo de cómo es posible crecer hasta ser una de las galleteras más grandes y modernas de Europa, ser a la vez la única galletera centenaria que permanece en manos de la familia fundadora, y convertirse en el motor del empleo y la riqueza de toda una comarca.

El próximo martes el Rey Felipe VI respaldará con su visita esta trayectoria y la gran visión empresarial de su presidenta, María Teresa Rodríguez, que, apoyada en el director general, Juan Miguel Martínez Gabaldón, ha sabido apuntalar el sueño que dejó ya hilvanado su marido, José Manuel Gullón, el nieto de aquel visionario que puso nombre a la firma.

“Es un gran honor para Gullón recibir la visita de Don Felipe”, ha manifestado a Efe, María Teresa Rodríguez, convencida de la “gran sensibilidad” del monarca hacia esta empresa familiar al aceptar su invitación a participar en la conmemoración de su 125 aniversario.

“Este reconocimiento nos anima a seguir trabajando y a seguir siendo un referente en el sector y un motor económico para la comarca, de la que ya proceden buena parte de nuestros 1.400 trabajadores”, ha afirmado María Teresa Rodríguez, agradeciendo el esfuerzo realizado por todos los trabajadores para llevar a Galletas Gullón hasta este cumpleaños.

Porque si Gullón ha sido capaz de transformar el perfil industrial de Aguilar de Campoo y de toda una comarca, es porque su motor siempre han sido las personas, a las que esta empresa familiar siempre ha puesto por delante de todas sus decisiones y a las que adjudica el éxito de la galletera, en opinión de su dirigente.

“Las personas lo mueven todo. Y muchas personas remando en la misma dirección pueden convertir en realidad cualquier sueño”, insiste la presidenta de Gullón.

Esta filosofía empresarial unida a la apuesta por la innovación, por el segmento de la galleta salud y por el territorio, han contribuido a un crecimiento espectacular y sostenido en el tiempo hasta alcanzar los 323,7 millones de euros facturados en 2016.

Una cifra que está muy lejos de los 52 millones del año 2000 y de los siete millones de euros facturados cuando María Teresa Rodríguez se hizo cargo de la empresa al fallecer su esposo en 1983.

Tampoco tiene nada que ver la antigua fábrica de la Avenida de Burgos de Aguilar, en la que desembarcó Juan Miguel Martínez Gabaldón en 1986, con las actuales instalaciones de Galletas Gullón en el polígono industrial de la localidad.

La histórica galletera posee la mayor superficie industrial de España, 160.000 metros cuadrados en sus fábricas Gullón I, Gullón II y VIDA, unas de las instalaciones más modernas y mecanizadas de Europa, de las que salen la mitad de las galletas que se fabrican en España y en las que se han invertido casi 300 millones de euros en la última década.

A su plan de inversiones 2016-2018, que asciende a un total de 60 millones, y que en gran medida está destinado a ampliar la capacidad productiva de la empresa para hacer frente a la fuerte demanda internacional, -Gullón está presente en 120 países y más del 35 % de su facturación procede de la exportación-, se une la apuesta por la innovación y el desarrollo continuo de nuevos productos.

Más de mil referencias salen actualmente de sus instalaciones, galletas tradicionales comparten catálogo con galletas saludables, dietéticas, ecológicas e integrales que llevan el sello de Galletas Gullón y confirman la apuesta realizada ya en 1986 al crear la primera galleta integral del mercado.

Acerca de ProfesionalesHoy 19888 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy