Argentina anuncia ajustes en el Estado para ahorrar 800 millones de dólares al año

Buenos Aires, 1 jun (EFE).- El Gobierno de Argentina anunció hoy un plan para reducir en 20.000 millones de pesos al año (unos 800 millones de dólares) los gastos en la Administración Pública Nacional, que incluirá congelar por dos años el ingreso de empleados públicos al Estado.

“El Estado es de todos. Lo pagamos ente todos por más que algunos piensen que no es de nadie y se financia todo”, dijo a la prensa en Buenos Aires el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que informó de medidas que se suman a un primer plan de ajuste ya anunciado en enero pasado y que supuso el despido de 1.000 funcionarios.

Con el fin de “ir alivianando” el peso del gasto político dentro de la estructura del Estado, para bajar el déficit fiscal en un momento en el que el Ejecutivo negocia un crédito con el Fondo Monetario Internacional, se congelarán los ingresos de personal al Estado durante dos años y se limitarán los viajes oficiales y la cantidad de autos de la flota oficial pública.

Según detalló el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, en la misma rueda de prensa, el objetivo es alcanzar el concepto de “ingreso cero” y, para ello, solo se incorporará a personal procedente de aquellos concursos que están en marcha.

De este recorte quedarán exceptuados el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet) el Instituto de Servicio Exterior de la Nación (ISEN), las Fuerzas Armadas y las de Seguridad.

Otra de las medidas que se pondrán en marcha y que estarán reflejadas en un decreto que publicará el Gobierno la próxima semana, es la revisión de la “asimetría” que, según Ibarra, existe en torno a los pagos, bonificaciones y premios de los funcionarios.

Hasta que no sean analizados, se paralizarán todos ellos.

En esa línea, el ministro anunció que este año implementarán un ahorro del 30 % en el pago de servicios extraordinarios, como horas extra y viáticos, y en los viajes al exterior, que, a partir de ahora, sólo podrán realizar en clase ejecutiva el presidente Mauricio Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti y los ministros.

Además, los vehículos oficiales con chófer solo podrán ser utilizados por funcionarios que cuenten con un rango superior al de secretario y aquellos coches que “no tiene sentido que se utilicen” serán vendidos o transferidos para alcanzar el “concepto de flota óptima”.

El Gobierno también reducirá en un 15 % los fondos destinados a las empresas públicas y en un 25 %, como mínimo, de los organismos públicos descentralizados.

Ibarra anunció la puesta en marcha de un decreto “revolucionario” por el cual, a partir del 1 de enero de 2019, el Estado no va a tener ningún trámite más en papel, lo que, a su juicio, hará que la Administración central se convierta en un “gobierno digital” y “abierto”.

La conferencia había sido convocada en la sede del Ministerio de Hacienda en Buenos Aires pero tuvo que ser trasladada a la Casa Rosada, sede del Gobierno, por una concentración de cerca de 30 funcionarios en la misma sala de prensa.

Los trabajadores protestaron contra la devaluación de sus salarios y manifestaron su rechazo a la propuesta del Gobierno del 12 % de incremento para este año, ya que la inflación en los cuatro primeros meses del año ya alcanzó el 9,6 % y, según los cálculos de consultoras privadas, se espera que se sitúe entre el 25 % y el 30 % en diciembre.

Acerca de ProfesionalesHoy 20010 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy