Crece la importancia de las alfombras corporativas, según Tapetes Express

Disponer de alfombras corporativas de calidad en las diferentes instalaciones de una empresa (almacén, oficina, sucursal, etc.) tiene un impacto muy positivo sobre la apariencia de un negocio, además de reportarle otros beneficios inestimables, como la mayor higiene y seguridad o la protección del piso del inmueble.

Aunque pueda sorprender, las demandas por lesiones y caídas en recintos comerciales son muy comunes, y sin duda la frecuencia de estos pleitos ha impulsado en parte la demanda de alfombras y tapetes corporativos, capaces de ofrecer una seguridad adicional en caso de siniestros. Pero sería un error pensar que esta es la única ventaja que aporta este tipo de superficies.

La instalación de alfombras comerciales puede ayudar a una empresa a prestar un mejor servicio tanto a los empleados como a los invitados, además de conseguir una estética más profesional. Esto último ha demostrado tener un impacto positivo en la confianza del cliente, ejerciendo una influencia positiva en su predisposición a comprar un producto o adquirir un servicio.

Desde Tapetes Express, empresa especializada en alfombras corporativas y otros productos de hule y PVC, han experimentado un repunte significativo en la demanda de estos productos durante este 2018.

Por qué se dispara la demanda de alfombras corporativas
De acuerdo a los profesionales de Tapetes Express, empresa que acumula una larga trayectoria en la fabricación y distribución de tapetes y diversos productos de hule y PVC, las alfombras corporativas son una excelente inversión para las empresas y comercios, con independencia del sector al que pertenezcan.

En primer lugar, estos productos permiten reforzar el branding, proporcionando así una apariencia más profesional y ayudando a convertir a los clientes potenciales en fieles consumidores. Las alfombras con logotipo personalizado, por ejemplo, pueden ubicarse en las entradas a comercios, los vestíbulos de los ascensores o las áreas de recepción.

Por otra parte, este tipo de superficies proporcionan una seguridad adicional a los clientes. Las empresas son, en última instancia, responsables de la seguridad de sus áreas comerciales. Los vestíbulos y otras zonas con tránsito intenso son más susceptibles de convertirse en escenario de caídas y resbalones, que no darán lugar a demandas en el caso de disponer de un alfombrado adecuado.

Asimismo, las alfombras corporativas permiten proteger las superficies de las instalaciones contra daños por rozaduras y golpes, algo esencial en el caso del parqué, baldosas de cerámica o granito, ya que pueden astillarse o quebrarse con facilidad, lo que dañaría la imagen profesional del negocio.

Desde la perspectiva de la higiene, estas superficies son altamente efectivas para controlar la acumulación de suciedad, humedad y otros desechos. Si bien el control de suciedad mejora la seguridad de los visitantes, también cumple una función adicional al transmitir una apariencia de meticulosidad y profesionalismo, cuya importancia está fuera de toda duda.

Esta noticia ha sido publicada a través del servicio de información que Comunicae presta a Profesionales Hoy. Si usted representa a una empresa y desea beneficiarse de las ventajas de este servicio acceda al servicio de Notas de prensa de Comunicae.