Complot Escuela de Creatividad: “Mamá, quiero ser Creativ@”

Complot Escuela de Creatividad:

Muy probablemente aún no se han inventado muchas de las profesiones a las que se dedicarán los hijos y nietos de esta generación, las necesidades del mercado van cambiando todo el tiempo, y las estructuras de las universidades se mueven muy lentamente, por eso el auge de las especializaciones, como las que se imparten en Complot Escuela de Creatividad.

Sus fundadores, dos creativos publicitarios argentinos afincados en Barcelona, detectaron hace poco más de 12 años que en España los aspirantes a estos puestos dentro de una agencia o empresa, seguían presentándose a las entrevistas de trabajo con un tradicional currículum vitae, mientras que en otros países ya estaba muy instalada la dinámica de poder enseñar lo que sabes hacer con un Portfolio o Book de trabajos.

Desde sus instalaciones de Plaza de la Mercè, en el Barrio Gótico de Barcelona y con vistas al Port Vell o Puerto Viejo de la ciudad, Peisajovich relata cómo y por qué surgió su proyecto: “Complot nació como un puente entre el mundo académico y el profesional. Hoy podemos decir con orgullo que estamos llenando de talento creativo las agencias de publicidad y demás entornos que necesitan de la creatividad y la innovación para desarrollar sus productos y servicios”.

Su socia se apresura a aclarar otro de los logros: “en una profesión históricamente liderada por hombres como la de Creativo Publicitario, donde hasta hace días las chicas éramos meros floreros decorativos, también hemos colaborado a la creciente presencia de mujeres en cargos medios y altos. Actualmente nuestras clases tienen un 70% de alumnado femenino, y sigue creciendo”.

La propuesta formativa de Complot incluye Programas como Creatividad Publicitaria, Dirección de Arte, Redacción Creativa, Planning Estratégico, Narrativa Transmedia, Marketing Digital, Design Thinking, entre otras disciplinas que no se imparten en las carreras universitarias.

“Los chicos y chicas ya no se conforman con estudiar un montón de teoría que quizás al finalizar la carrera ya haya caducado. Ellos necesitan aprender las cosas mientras están ocurriendo, y por eso cada trimestre incorporamos nuevos contenidos”, relata Yvonne. Y Dan continúa: “hoy casi ningún centro de estudios puede permitirse tener profesores netamente académicos, los estudiantes no quieren aprender de alguien a quien no admiran como profesional. También ha quedado insuficiente lo de asegurar que quienes enseñan son ‘profesionales en activo’, los Millennials quieren aprender de los mejores, de los cracks, de sus ídolos. Y vienen a Complot a conocerlos en persona y hacerlos parte de su red de contactos”.

También detectan otros cambios profundos que comienzan a notarse en las empresas a partir de la llegada de las nuevas generaciones, como la búsqueda de la felicidad a través de la realización profesional y el hecho de relativizar la importancia de títulos y diplomas.

Los padres y madres más tradicionales siguen exigiendo titulaciones oficiales, mientras los estudiantes ya entienden que conseguir un trabajo bien remunerado y que además les haga felices, tiene más que ver con su talento que con un papel y un sello. Sobre todo en especializaciones donde no es necesario un título habilitante para ejercer la profesión.

Sobre este tema los directores de Complot son categóricos: “puedes tener varios diplomas y aún no valer nada en el mercado a la hora de demostrar tu talento, pero si te presentas a una entrevista laboral en un entorno creativo con un portfolio que quita el hipo, te podemos asegurar que no te dejarán escapar”.

Complot Escuela de Creatividad: Complot Escuela de Creatividad:

Complot Escuela de Creatividad:

Comunicado de prensa Complot Escuela de Creatividad: “Mamá, quiero ser Creativ@” publicado en comunicae.es

Esta noticia ha sido publicada a través del servicio de información que Comunicae presta a Profesionales Hoy. Si usted representa a una empresa y desea beneficiarse de las ventajas de este servicio acceda al servicio de Notas de prensa de Comunicae.