Controladores y Enaire se acercan a un acuerdo disipándose las amenazas de huelga

Madrid, 28 jun (EFE).- Los controladores aéreos y Enaire han hecho hoy un importante avance hacia un acuerdo, lo que hace que la amenaza de huelgas en plena temporada de verano se disipe, pero aún quedan por limar algunos aspectos para que la negociación concluya definitivamente con éxito.

El pasado mes de abril, los controladores del centro de control aéreo de Barcelona anunciaron que irían a la huelga este verano, pero dejaron la amenaza en suspenso tras el cambio de Gobierno, a la espera de un gesto por parte del nuevo ejecutivo, que llegó ayer en forma de una reunión con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Pedro Saura.

Después de un nuevo encuentro esta tarde, en este caso ya sólo con Enaire, el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Pedro Gragera, ha señalado a los periodistas que si tras la reunión de ayer había mucho optimismo de cara a los resultados de la negociación, hoy están “mucho más cerca de llegar a un acuerdo”.

Esto se debe a que la oferta presentada por Enaire va “más allá del cortoplacismo” y es una propuesta a largo plazo, que da respuesta al incremento del tráfico previsto, ha explicado el presidente del sindicato mayoritario del control aéreo en España, para añadir que USCA la va a estudiar esta tarde y mañana presentará su contraoferta.

Hará su contraoferta sobre la base de la propuesta de Enaire, ya que “no hay un rechazo frontal” a lo que se ha hablado en la reunión de hoy, en la sede del gestor del espacio aéreo y de lo que se trata es entrar en detalles, ha matizado.

USCA está de acuerdo con el incremento neto de personal del 21,3 % en los próximos siete años propuesto por la empresa (hasta 2025), pero quedan por limar algunos aspectos sobre aquellos controladores que no pudieran continuar operativos, debido a la fatiga crónica, además de otros pequeños detalles.

Actualmente, hay unos 2.100 controladores aéreos (aunque no todos son operativos) y, con el aumento propuesto, se llegaría a cerca de 2.600 en 2025 y 2.394 operativos, es decir 420 más que hoy.

Desde Enaire han coincidido con Gragera en señalar que están “muy satisfechos por la marcha de las negociaciones y por el espíritu de colaboración constructivo y positivo de los interlocutores de USCA”.

Aunque la posibilidad de que haya una huelga en pleno verano “es hoy menor”, Gragera ha insistido en que “ningún acuerdo es válido hasta que no se firma”.

Una vez se firme, el acuerdo se elevará a Economía y Hacienda y a las asambleas de controladores de toda España.

USCA se pone un plazo máximo de dos semanas para resolver definitivamente la situación, ha agregado Gragera, quien ha querido transmitir tranquilidad a los usuarios del transporte aéreo en toda España para este verano, que “se pretende histórico”.

Acerca de ProfesionalesHoy 20938 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy