Di Maio: las empresas “honradas” no deben temer la ley contra la deslocalización

Roma, 3 jul (EFE).- El ministro de Desarrollo Económico italiano, Luigi Di Maio, afirmó hoy que las “empresas honradas” no deben temer el decreto ley que prevé multas para las compañías con ayudas públicas que se deslocalizan y que también limita la contratación temporal.

“Este decreto tutela a los trabajadores honrados, sin dañar a las empresas honradas. Quien no abusa, nada tiene que temer”, refirió el también vicepresidente en una rueda de prensa en la que presentó el decreto ley aprobado el lunes por el Consejo de Ministros.

Este llamado “decreto dignidad” responde a “la urgente necesidad de introducir medidas que tutelen la dignidad de trabajadores y empresas”, para simplificar la fiscalidad laboral y para combatir la ludopatía, pues también prohíbe publicitar los juegos de azar y apuestas.

En primer lugar se modifica la Reforma Laboral del Gobierno de Matteo Renzi (centroizquierda) al reducir el límite máximo de los contratos temporales de 36 a 24 meses para favorecer la contratación indefinida.

“Damos un golpe mortal a la precariedad”, celebró el también líder del Movimiento 5 Estrellas, que gobierna Italia desde hace un mes con la ultraderechista Liga.

El Gobierno pretende frenar la deslocalización de las empresas: se decreta que aquellas compañías que hayan obtenido ayudas públicas y deslocalicen su producción, también en otros países de la Unión Europea (UE), deberán devolver lo obtenido con intereses.

Aquellas sociedades con ayudas del Estado que se vayan a un país que no pertenezca a la UE serán sancionadas con multas de hasta cuatro veces el importe recibido de las arcas públicas.

Asimismo, para mantener el nivel ocupacional, las empresas que reciban ayudas deberán devolverlas, total o parcialmente, en caso de que despidan empleados en los cinco años después de recibirlas, explicó Di Maio.

Por último, el decreto incluye la prohibición de publicitar los juegos de azar y las apuestas con premios en dinero con el objetivo de combatir la ludopatía, una enfermedad que según el ministro causa “un gasto sanitario enorme” en el país.

La norma ha sido criticada por diversos sectores, a los que Di Maio respondió al afirmar que los ataques a su gestión “vienen de quienes han masacrado los derechos sociales en vez de defenderlos” tras gobiernos de izquierdas y de derechas.

En un comunicado, la Confederación General de la Industria Italiana dijo que el decreto es “una señal muy negativa para el mundo de las empresas”.

Y auguró que las nuevas reglas contra la precariedad laboral serán “poco útiles” y que su resultado será “menos trabajo, no una menor precariedad”.

Acerca de ProfesionalesHoy 20420 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy