Alemania y China ratifican su apuesta por la OMC y por un multilateralismo en el comercio

Berlín, 9 jul (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó hoy que tanto su país como China han acordado seguir rigiéndose por el marco legal de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y promover la vía multilateral en las disputas comerciales.

En una rueda de prensa en Berlín junto al primer ministro chino, Li Keqiang, Merkel hizo esa clara referencia a la política comercial del presidente estadounidense, Donald Trump, aunque sin referirse a él explícitamente, después de que China y la Unión Europea (UE) se viesen afectadas por los nuevos aranceles de Washington y presentasen sendas quejas ante la OMC.

“Hoy hemos acordado que queremos seguir rigiéndonos por las reglas de la OMC y que apostamos por el multilateralismo para las cuestiones comerciales”, aseguró la canciller.

Merkel subrayó que el Gobierno alemán defiende “un comercio libre y basado en reglas internacionales” y reiteró su “preocupación” por la aplicación de “aranceles que infringen las normas de las OMC”.

A su juicio, el comercio global es “un sistema multilateral en el que todos dependen de todos” por lo que la mejor opción, en la que todos ganan, es la vía “plurilateral” en la que todos cumplen el marco legal acordado internacionalmente a través de la OMC.

Li se posicionó en el mismo sentido, al asegurar que el Gobierno chino está “a favor del comercio libre y multilateral” basado en las reglas de la OMC y “sin influencias externas”, porque es el que mejor favorece el progreso.

“Sólo con armonía florece el comercio”, apostilló.

Merkel, que recordó que el comercio bilateral entre Alemania y China asciende a 186.000 millones de euros al año, aseguró asimismo que está viendo pruebas de la progresiva apertura del mercado chino a las inversiones extranjeras, que a las “palabras” de Pekín “siguen los hechos”.

Ni Merkel ni Li quisieron responder a la pregunta de si preferían comerciar con Estados Unidos o con su interlocutor.

La canciller dijo, sin embargo, a este respecto que Alemania está interesada en un “comercio sin fricciones” y que por eso plantean a sus distintas contrapartes los motivos de conflicto, como los recientes aranceles a Estados Unidos o las cuestiones relativas al acceso a los mercados a China.

Merkel señaló asimismo que los vetos que en alguna ocasión ha puesto el Gobierno alemán a alguna inversión china se debieron a que eran en “sectores estratégicos”, ligados con la “seguridad general” y “orden interno”, y no al país del que procedían.

Li, por su parte, aseguró que China es un país en vías de desarrollo y que “no es una amenaza” para Alemania.

China y Alemania firmaron hoy una veintena de acuerdos, entre los que destacaban varios que implicaban inversiones de gigantes germanos en China como BASF, Volkswagen, Siemens, SAP y Bosch.

Acerca de ProfesionalesHoy 20420 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy