El Servicio de Arbitraje no frena la huelga de tripulantes de cabina de Ryanair

Madrid, 10 jul (EFE).- Los sindicatos de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) en Ryanair mantendrán la huelga anunciada para los próximos días 25 y 26 de julio tras no haber llegado a un acuerdo con la aerolínea en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA).

Tras 60 minutos de encuentro, después de un retraso de una hora en la llegada directamente de Dublín de los representantes de la aerolínea, Ryanair amenaza con abrir expedientes disciplinarios a los huelguistas y declarar como ilegal la movilización de los TCP.

A dos semanas vista, el conflicto amenaza con distorsionar las vacaciones de miles de españoles.

Los sindicatos convocantes de la huelga, la Unión Sindical Obrera (USO) y el Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Líneas Aéreas (Sitcpla) mantienen la convocatoria de huelga por la “negativa a negociar y abordar” las reivindicaciones del colectivo por parte de la aerolínea irlandesa.

El representante de USO, Ernesto Iglesias, ha calificado como “vergonzosa” la actitud hoy de Ryanair.

Ha añadido que durante la reunión, la empresa, representada por la responsable de Recursos Humanos, Lisa McCormack, les ha planteado la posibilidad de abrir expedientes disciplinarios a todo trabajador que secunde la huelga.

“Buscan la confrontación y quieren ir a la guerra”, ha enfatizado Iglesias sobre la actitud en el SIMA de los representantes de la aerolínea irlandesa.

La delegada de Sitcpla, Monique Dutiers, ha comentado que desconocen “a qué han venido” al SIMA los delegados de Ryanair y ha dicho sobre los representantes de la compañía que “no pretenden siquiera dialogar”.

Los sindicatos han apuntado que desde mañana mismo van a tramitar el preaviso de huelga, que no habían presentado aún a la espera de la cita en el SIMA.

Los tripulantes de cabina de pasajeros de Ryanair se quejan de unas “penosas” condiciones laborales y denuncian que un 75 % de la plantilla está contratada a través de empresas de trabajo temporal, sujeta a la legislación irlandesa, sin salario base y cobrando únicamente por las horas de vuelo.

Todas estas cuestiones provocan, puntualizan desde USO y Sitcpla, una “tremenda inseguridad e inestabilidad laboral”.

Ryanair España insiste en que la huelga “no tiene sentido”, ya que los trabajadores de cabina ganan hasta 40.000 euros anuales, trabajan cinco días y otros tres seguidos descansan, no pueden volar más de 900 horas al año, y reciben formación gratuita y comisiones por ventas a bordo.

Las TCP de Portugal y Bélgica también secundarán la huelga los próximos 25 y 26 de julio, mientras que los de Italia se unirán al paro en la segunda jornada.

La USO y el Sitcpla son los dos convocantes en España de la huelga, junto a los sindicatos Snvpac portugués, Uiltrasporti italiano y Cne-Lbc belga.

En España están llamados a la huelga más de 1.800 tripulantes de cabina, que suman más de 4.000 entre los cuatro países.

El próximo jueves, un grupo de pilotos radicado en Irlanda tiene convocado otro paro de veinticuatro horas también en la aerolínea Ryanair.

Acerca de ProfesionalesHoy 20420 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy