Los carburantes y las frutas elevan la inflación interanual al 2,3 % en junio

Madrid, 13 jul (EFE).- El encarecimiento de los carburantes y de las frutas impulsaron los precios de consumo en junio, registrando un incremento interanual del 2,3 %, dos décimas por encima del alza de mayo.

Este incremento es el más elevado desde abril de 2017 y, con él, la inflación acumula 22 meses en positivo, según se desprende de los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, los precios del transporte registraron un incremento interanual del 6,1 %, un punto por encima del mes anterior, debido al encarecimiento de los carburantes y lubricantes, frente al abaratamiento del año pasado, comportamiento que no pudo ser compensado por el descenso de los precios del transporte aéreo de pasajeros.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas contabilizaron un aumento de los precios del 2,5 %, cinco décimas más, por el mayor encarecimiento de las frutas y el menor abaratamiento de las legumbres y hortalizas.

El INE resalta la influencia negativa que ejerció el abaratamiento del marisco y pescado y de los aceites y grasas, que se encarecían el año pasado, así como el menor incremento de los precios de la carne.

Los precios de la vivienda aumentaron el 2,6 %, tres décimas más, por el encarecimiento del gasóleo para calefacción que se abarataba el año pasado, así como de la electricidad, en tanto el gas influyó negativamente al abaratarse este año, mientras que se encarecía el pasado.

Con influencia negativa sobre el IPC se situaron los hoteles, cafés y restaurantes, con un incremento de precios del 1,7 %, tres décimas menos, por el menor encarecimiento de los servicios de alojamiento.

También el ocio y cultura, con un alza del 0,6 %, dos décimas menos, consecuencia de un menor encarecimiento de los paquetes turísticos.

Una vez eliminados los elementos más volátiles de la cesta de la compra (energía y alimentos frescos), la inflación subyacente se moderó una décima hasta el 1 %, por lo que se sitúa más de un punto por debajo del índice general (2,3 %).

En cuanto a la evolución mensual, los precios de consumo aumentaron un 0,3 % durante junio, seis décimas menos que el incremento contabilizado en mayo.

Esta moderación mensual estuvo motivada por el alza de los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas, por el alza de las frutas y pese al descenso de legumbres y hortalizas; así como del ocio y la cultura, por el aumento de los paquetes turísticos.

También influyó al alza la vivienda, por la subida de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción; y del transporte, por el aumento de los carburantes y lubricantes.

Los hoteles, cafés y restaurantes afectaron al alza por el aumento de precios de los servicios de alojamiento y, en menor intensidad, de la restauración; mientras que a la baja de la inflación tiró el vestido y el calzado, por el inicio del periodo de rebajas de la temporada primavera-verano.

Ante el repunte de la inflación de los últimos meses, casi dos puntos por encima de la tasa con la que comenzó el año, los agentes sociales han reclamado una mejora sustancial de los salarios para que no se acumule una mayor pérdida de poder adquisitivo.

Así, UGT ve “imprescindible” que se aplique el acuerdo de alza salarial pactado recientemente con la patronal que implica una mejora que puede alcanzar el 3 %, mientras CCOO alerta de que la inflación en 2018 puede ser mayor a lo previsto en los Presupuestos Generales del Estado para este año, desviándose una décima porcentual hasta el 1,7 %.

La patronal, por su parte, achaca el repunte de la inflación a las tensiones geopolíticas en Oriente Medio y su impacto sobre el precio del petróleo y de los lubricantes, por lo que prevé que se mantenga a final de año unas décimas por encima del 2 %, en tanto que la media anual será del 1,6 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 20508 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy