El FMI ve a Irlanda, Holanda y Bélgica como los más perjudicados por el “brexit duro”

Washington, 19 jul (EFE).- La salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) no tendría grandes efectos sobre la economía comunitaria, y en el peor de los escenarios restaría un 1,5 % al PIB en la próxima década, con Irlanda, Bélgica y Holanda como los más afectados, apuntó hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los cálculos de la institución financiera apuntan a que el coste del brexit en el resto de países comunitarios en el caso de un escenario de “salida dura”, es decir, una ruptura total sin acuerdo de libre comercio con la UE podría suponer una merma del 1,5 % del PIB comunitario en un periodo de entre 5 y 10 años.

En el caso de mantenerse un acuerdo de libre comercio entre Londres y Bruselas, el coste sería algo inferior, de en torno al 0,7 %.

El Fondo indicó que los efectos en los diferentes países serían dispares en función de sus vínculos con el Reino Unido, y situó a Irlanda, Holanda y Bélgica como los más afectados.

Irlanda vería rebajado su PIB hasta un 4 %, mientras que Holanda y Bélgica restarían un 1 % al suyo, en el escenario considerado más “pesimista”; mientras que en la salida con pacto comercial sería del 2,5 % para Irlanda, 0,7 % para Holanda y 0,5 % para Bélgica.

“La fortaleza de la integración entre la zona euro y el Reino Unido implica que no habrá vencedores por el brexit”, afirmó el Fondo en un informe sobre las consecuencias del proceso de la salida de Londres del bloque comunitario.

En conferencia telefónica, el subdirector del FMI para Europa, Mahmood Pradhan, remarcó la prolongada incertidumbre acerca de los términos del brexit, previsto para marzo de 2019 y cuya indecisión ha provocado salidas dentro del propio gobierno de la primera ministra británica, Theresa May.

“Estamos muy preocupados. Es bastante tarde en el proceso y no vemos nada de claridad aún en la futura relación y estamos acercándonos a importantes fechas límite”, dijo Pradhan.

El Fondo rebajó a principios de semana las previsiones de crecimiento del Reino Unido para este año al 1,4 %, dos décimas menos que lo que calculaba hace tres meses, por debajo del 2,2 % previsto para el conjunto de la zona euro.

Aunque las peores previsiones del Fondo, que ha vaticinado una recesión en el Reino Unido de concretarse una salida abrupta sin pacto con la UE, el Banco de Inglaterra ha reconocido que los ingresos reales de los hogares han bajado debido al repunte de la inflación en el país.

Y ha caído al último lugar en ritmo de crecimiento entre los miembros del G7, que agrupa a las principales economías mundiales.

Sobre la zona euro en general, el informe advierte de que el crecimiento ha tocado techo y se ralentizará en los próximos años, con una expansión pronosticada para 2019 del 1,9 %.

“A medio plazo, los cambios demográficos, el débil crecimiento de la productividad, el continuado legado de la crisis sigue suponiendo un freno”, señaló el reporte.

Estos retos, unidos a las “tensiones comerciales” y a las “incertidumbres relacionadas con el brexit” van a provocar que el crecimiento del PIB de la eurozona se acabe estabilizando a medio plazo en el entorno del 1,5 %.

Asimismo, recordó que esta expansión viene en gran medida sostenida por el enorme estímulo monetario ofrecido por el Banco Central Europeo (BCE), con tipos de interés en torno a 0 % y un multimillonario programa de compra de duda, con lo que el inicio de la retirada de este apoyo ahondaría en el frenazo económico la zona euro.

Acerca de ProfesionalesHoy 20934 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy